Una guía sobre los diferentes tipos de cheques

Estés donde estés, es bueno saber las diferentes formas de pago a tu disposición. Si emigraste de tu país de origen, es aún más importante que sepas qué opciones de pago tienes disponibles. Si eres nuevo en el mundo de los cheques, en esta guía encontrarás todo lo que necesitas saber.

Aunque las tarjetas de débito y crédito prepagadas se han vuelto mucho más comunes y accesibles en las últimas dos décadas, los cheques se siguen usando. De hecho, existen varios tipos diferentes de cheques, y cada uno de ellos tiene un propósito específico. En este artículo, te explicaremos los principales tipos de cheques, cómo usarlos y cuáles son las ventajas y desventajas de cada uno.

los diferentes tipos de cheques

¿Cuáles son los diferentes tipos de cheques?

Hay varios tipos de cheques, y cada uno tiene su propios usos, ventajas y desventajas. Los más comunes son los siguientes:

  • De viaje
  • Certificado
  • Personal
  • De cajero
  • Giros postales
  • Cheques electrónicos
  • Transferencias bancarias

Cheques de viaje

¿Qué es un cheque de viaje? Un cheque de viaje es una forma de intercambio que representa una cierta cantidad de dinero. Estos cheques, que son usados a menudo por turistas, se han vuelto populares porque el banco que emite los cheques los asegura contra pérdida o robo. En otras palabras, si fueras a retirar $500 en cheques de viajero de tu cuenta bancaria, actuarían como efectivo en el país al que viajas. Sin embargo, a diferencia del efectivo, si tus cheques de viaje se pierden o son robados, podrás recuperar el dinero del banco.

Este es el proceso para usar cheques de viaje:

  • Cuando un banco emite cheques de viaje, suele requerir que el titular los firme en presencia del banquero.
  • Puede que el banco cobre un cargo por transacción.
  • Generalmente, puedes usarlos como efectivo para comprar bienes y servicios. Es muy posible que los restaurantes y hoteles los acepten.
  • También puedes cobrarlos en un banco.
  • Por lo general, deberás refrendar el cheque frente a la persona que lo recibe para protegerlo contra la falsificación.

Los cheques de viaje se popularizaron en la década de 1980. Pero el auge de las tarjetas de débito y crédito prepagadas hizo que perdieran popularidad, por lo que ya no están tan demandados. Ocupan más espacio en tu billetera o cartera, y pueden caerse más fácilmente. Sin embargo, suelen no tener fecha de vencimiento, por lo que, si no los usas todos en un solo viaje, puedes devolverlos a tu banco local o usarlos la próxima vez que viajes.

Cheques certificados

Un cheque certificado (o cheque certificado oficial) es un cheque personal que tu banco ha garantizado como válido, certificando la existencia de fondos para pagar su importe. Este tipo de cheque suele requerirse para una compra importante, como una casa. Si el vendedor quiere asegurarse de que recibirá el importe de un cheque, puede requerir un cheque certificado, dado que está respaldado por el banco. Un cheque certificado le proporciona más seguridad al vendedor que un cheque personal.

Como pagador, tienes que seguir este proceso para obtener y usar un cheque certificado:

  • Dirígete a tu banco y pide un cheque certificado, por el cual suelen cobrar cargos.
  • Firma los cheques para que el destinatario se sienta más seguro.
  • Lleva el cheque al vendedor (siguiendo el mismo ejemplo, el vendedor de una casa). El vendedor lo recibirá y lo llevará a su banco para cobrarlo.
  • Al igual que un cheque de viaje, un cheque certificado se considera efectivo.

Si pierdes un cheque certificado y quieres obtener otro del banco, el banco probablemente te pedirá una garantía de indemnidad. Como su nombre lo indica, la garantía de indemnidad garantiza que el banco no se hará cargo del pago tanto del primer cheque (el extraviado) como del segundo.

Cheques personales

Un cheque personal es el más común y el más fácil de adquirir. Un cheque personal incluye lo siguiente:

  • nombre del destinatario
  • la cantidad de dinero que quieres pagar
  • el nombre del banco
  • tu firma

Es una promesa de que el destinatario del cheque podrá cobrar o depositar la cantidad de dinero indicada en el cheque. Cuando el destinatario cobra o deposita el dinero, esa cantidad se deducirá de tu cuenta corriente.

A diferencia de un cheque certificado, el banco no requiere que tú como pagador tengas los fondos en tu cuenta bancaria para llenar y firmar el cheque. Esto significa que si le entregas un cheque a alguien por una cantidad que no dispones en tu cuenta, ese cheque «rebotará» cuando lo vaya a cobrar. Esto significa lo siguiente:

  • Es probable que el destinatario tenga que devolver los fondos si el cheque rebota.
  • Como pagador, es probable que se te cobre un cargo por sobregiro y se te solicite compensar la diferencia.
  • Si no lo haces, es probable que tu cuenta sea suspendida o cerrada.

Cheques de caja

Un cheque de caja es una forma de pago garantizada por el banco. Suele incluir lo siguiente:

  • A diferencia de un cheque certificado, que solo requiere la firma del cliente, un cheque de caja siempre incluirá la firma de al menos un empleado del banco.
  • una marca de agua
  • la dirección del banco
  • el número de teléfono del banco

Todos estos se incluyen para incrementar la seguridad del cheque, tanto para el pagador como para el destinatario.

Al igual que con los cheques certificados, puede que un vendedor requiera un cheque de caja para una compra importante.

Puede que otros tipos de cheques sean más adecuados para ti

Aunque los tipos de cheques que mencionamos anteriormente son los más comunes, hay otros que vale la pena mencionar.

Los giros postales son formas de pago en papel que pueden comprarse con efectivo, cheques de viaje o tarjetas de débito. Difieren de los cheques personales porque su pago está garantizado. No pueden rebotar.

Un cheque electrónico es lo mismo que un cheque personal. La única diferencia es que se llena por Internet. Aunque tiene el mismo nivel de seguridad, es mucho más fácil de usar que un cheque personal. Es una forma de procesamiento ACH.

Las transferencias bancarias son similares a los cheques de caja prepagados electrónicos. O los fondos van de una cuenta bancaria a otra, o usarás un servicio de transferencia bancaria como Remitly.

Acerca de Remitly

Remitly hace que las transferencias internacionales de dinero sean más rápidas, más fáciles, más transparentes y más económicas. Nuestra aplicación móvil, fiable y fácil de usar, cuenta con la confianza de más de 5 millones de personas en todo el mundo. Visita nuestra página principal o descarga nuestra aplicación para más información.

Más información