Cómo iniciar un negocio como inmigrante en los EE. UU.

Los inmigrantes están viviendo el sueño americano en los Estados Unidos. De hecho, desempeñan un papel importante en la creación de empleos y contribuyen a la economía de gran manera. En 2017, más de 3 millones de inmigrantes emprendedores emplearon a 8 millones de personas y produjeron $1,3 mil millones de USD en ventas.

Los inmigrantes representan el 27 por ciento de la población del estado de California, y casi el 39 por ciento de sus emprendedores. En Nueva Jersey, los inmigrantes representan más del 23 por ciento de la población, y más del 35 por ciento de los dueños de pequeños negocios. En Florida, las cifras son similares: 21 por ciento y 35 por ciento, respectivamente. En Nueva York, las cifras son de 22 por ciento y 33 por ciento, respectivamente. Y en Texas, Nevada, Maryland, Massachusetts, Illinois… entre otros estados.

Desde pequeñas empresas de paisajismo y restaurantes locales hasta empresas Fortune 500, cada vez más empresas en los EE. UU. son propiedad de inmigrantes, muchos de los cuales no tienen ni una licenciatura. De hecho, los inmigrantes menos calificados inician negocios más rápidamente que aquellos con una licenciatura y que los ciudadanos estadounidenses.

Recientemente, el Comité Económico Conjunto de los Estados Unidos señaló que los inmigrantes son fundamentales para la economía de los EE. UU., y que están impulsando la recuperación económica tras la pandemia COVID-19. Si eres un inmigrante que está pensando en iniciar un negocio, recopilamos información esencial para ayudarte a entender todo lo que implica.

Si no sabes dónde empezar, esta guía es para ti, dado que ofrece un panorama general de los pasos que deberás seguir para que tu negocio despegue, desde llegar a una idea y un nombre hasta encontrar tu primer cliente.

iniciar un negocio como inmigrante en los EE. UU.

Decide qué tipo de negocio es el adecuado para ti

El tipo de negocio que decidas abrir tendrá un impacto en las otras decisiones que deberás tomar en el camino. Puede que ya tengas una visión clara de tu negocio, pero no pasa nada si no la tienes. Muchos emprendedores empiezan sin una idea específica en mente, pero un poco de reflexión puede ayudarlos a idear soluciones para usar sus talentos, habilidades o conocimientos para ganarse la vida.

En primer lugar, considera tu negocio una forma de resolver un problema o aportar valor para tus clientes potenciales. Encuentra algo que te apasione. Después de todo, aproximadamente el 50 por ciento de dueños de pequeñas empresas dicen que trabajan 50 horas a la semana o más, por lo que trabajar en algo que disfrutas te ayudará a mantenerte comprometido a tener éxito.

Solicita un ITIN

Antes de iniciar un negocio, deberás poder pagar impuestos. Si tienes un número de Seguro Social, ya estás listo. Pero si tu estado migratorio aún no te hace elegible para el Seguro Social, deberás obtener un Número de Identificación Personal del Contribuyente o ITIN, por sus siglas en inglés.

Este número de nueve dígitos lo asigna el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) a las personas que trabajan en EE. UU. pero que aún no tienen un número de Seguro Social. Este proceso puede tomar hasta 7 semanas, así que solicítalo tan pronto como decidas qué tipo de empresa quieres abrir.

Haz un plan de negocios

Una vez que tengas una visión para tu nueva empresa, debes enfocarte en los detalles y hacer un plan de negocios. Este documento te brinda una hoja de ruta hacia el éxito, y es un paso importante para iniciar un negocio. Un plan de negocios incluye:

  • tu declaración de misión
  • información sobre el liderazgo, los empleados, la operación y la ubicación
  • qué productos y servicios venderás
  • un análisis de las condiciones de mercado actuales en tu industria
  • una estrategia de marketing para tu negocio
  • planificación financiera, incluyendo balances generales y proyecciones
  • un presupuesto para ayudarte a gestionar los costos

Determina el financiamiento requerido

Todas las empresas nuevas requieren capital. La cantidad de dinero que necesitarás para financiar tu empresa depende de tu línea de negocio, los recursos financieros que ya tienes disponibles y los activos que posees. Tener un panorama realista del costo de apertura de tu negocio te permitirá obtener la financiación requerida.

Halla financiación

Una vez que tengas en mente un objetivo de financiamiento, debes decidir cómo recaudar el dinero que necesitas. Aquí tienes algunas opciones:

Préstamos comerciales para inmigrantes

Un préstamo comercial para inmigrantes es cuando una institución financiera accede a darte una suma global de dinero y tú pagas esa cantidad más los intereses a lo largo del tiempo, en los plazos establecidos. Una vez que pagas el préstamo, puedes pedir otro si deseas hacer crecer o expandir tu negocio.

Las pequeñas empresas creadas por inmigrantes también pueden calificar para líneas de crédito comerciales. Una línea de crédito es cuando un prestamista pone a tu disposición una cierta cantidad de dinero. Cuando necesites dinero, puede retirarlo de la línea. Luego, haces pagos mensuales solo sobre la cantidad que usaste. El banco solo cobra intereses sobre lo que usas. A medida que haces los pagos, el dinero vuelve a estar disponible en la línea de crédito. Puedes retirar dinero nuevamente en el futuro si lo necesitas.

Aunque puede que debas seguir más pasos que un ciudadano estadounidense para obtener la aprobación de un préstamo, no es demasiado difícil obtenerlo de un banco, siempre que tengas buen crédito. Nuestra lista de algunos de los mejores bancos para no residentes en los EE. UU. te ayudará a encontrar una institución financiera para pedir dinero prestado.

iniciar un negocio como inmigrante en los EE. UU.

Subvenciones para emprendedores inmigrantes

Una subvención es una suma global de dinero que puedes usar para financiar tu negocio. A diferencia de un préstamo, no debes pagar la subvención. Las agencias federales y estatales y las organizaciones sin fines de lucro son buenas fuentes de subvenciones comerciales para inmigrantes. Aunque hay mucha competencia por la financiación de subvenciones, un plan de negocios sólido y un buen historial de crédito aumentan tus probabilidades de obtener una.

Otras formas de encontrar dinero

Aunque los préstamos y subvenciones son las fuentes más comunes de financiación de pequeñas empresas de inmigrantes, no son tus únicas opciones. De hecho, cada vez más personas de todos los orígenes están optando por financiación no tradicional para abrir sus pequeñas empresas.

Las fuentes alternativas de financiamiento pueden hacer posible que los inmigrantes sin antecedentes crediticios establecidos alcancen sus sueños de ser dueños de su propio negocio. La Agencia Federal de Pequeños Negocios de Estados Unidos (SBA, por sus siglas en inglés) reportó que los empresarios que logran recaudar ingresos a través de crowdfunding y otras fuentes no tradicionales tienen más probabilidades de obtener aprobación para préstamos comerciales en el futuro.

Determina la estructura de tu negocio

El siguiente paso para abrir una pequeña empresa es elegir la estructura de tu negocio, o cómo organizarás tu empresa. La estructura comercial que elijas determinará cuánto pagas en impuestos, quién es financiera y legalmente responsable de tu negocio y qué documentación deberás presentar mientras avanzas a los siguientes pasos.

Las empresas unipersonales, las sociedades limitadas y las sociedades de responsabilidad limitada son las estructuras empresariales más comunes para las pequeñas empresas de inmigrantes. Como cada una tiene sus propias ventajas y desventajas, es importante entender todas las estructuras que puedes seleccionar para tu negocio y cómo afectan tus impuestos para que optes por la que funcionará mejor para ti y tu tipo de negocio.

Solicita números de identificación fiscal federal y estatal

Una vez que elijas la estructura empresarial, debes solicitar un número de identificación fiscal empresarial. Tu número de identificación fiscal te permite registrar tu negocio, pagar impuestos empresariales y sobre la renta, abrir cuentas bancarias y más.

Como inmigrante dueño de negocio, es probable que debas solicitar dos números de identificación fiscal:

  • Número de Identificación del Empleador (EIN, por sus siglas en inglés): Este número lo emite el IRS, y tú puedes solicitarlo en línea respondiendo unas pocas preguntas. La solicitud es gratuita, y recibirás tu EIN tan pronto como completes la solicitud.
  • Número de identificación fiscal: El Departamento de Ingresos o la división de impuestos del estado donde establezcas tu negocio emitirá este número. Cada estado tiene su propio proceso, así que usa esta  lista de agencias de impuestos estatales para saber qué debes hacer para obtener un número de identificación fiscal en tu estado.

Elige y registra el nombre de tu empresa

Ahora llegó el momento de decidir cómo se llamará tu empresa. Elige un nombre comercial que describa lo que haces, despierte interés y te diferencie de otras empresas en tu campo. Durante este proceso, debes buscar en la base de datos de la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de EE. UU. para descubrir si otra persona ya registró el nombre legalmente. También puedes buscar el nombre por Google para averiguar si otros tienen el mismo o uno similar. Este útil generador de nombres empresariales puede ayudarte a idear nombres para tu empresa.

Cuando te decidas por un nombre, es posible que debas registrarlo. La mayoría de las empresas no necesitan registrar su nombre con el gobierno federal, a menos que la empresa esté exenta de impuestos o desees registrar la marca.

Sin embargo, según las leyes del lugar donde vivas, es probable que debas registrar el nombre de tu empresa en tu estado. Esto es particularmente cierto para las sociedades de responsabilidad limitada (LLC) y las sociedades limitadas (LP). La agencia o departamento estatal que maneja el registro de nombres comerciales varía. Sin embargo, esta útil herramienta de búsqueda de USA.gov puede ayudarte a conectarte fácilmente con la agencia adecuada en tu estado.

iniciar un negocio como inmigrante en los EE. UU.

Decide si necesitas un seguro comercial

El seguro ayuda a protegerte tanto a ti como a tu negocio de responsabilidades financieras. Las leyes federales requieren que todas las empresas con empleados tengan:

  • Seguro de compensación para trabajadores: paga los gastos médicos y personales de los empleados que se lesionan o enferman mientras trabajan.
  • Seguro de desempleo: financia el sistema de desempleo para pagarles a las personas despedidas por causas ajenas a su voluntad.
  • Seguro por incapacidad: paga los gastos de los empleados que no pueden trabajar por una enfermedad o lesión.

Dependiendo de tu tipo de negocio y las leyes de tu estado, puede que debas contratar seguros adicionales. Pero incluso cuando la ley no lo exige, quizá consideres los siguientes tipos de seguro:

  • Seguro de responsabilidad general: te protege de pérdidas debido a una serie de causas, tales como daños a la propiedad, demandas y gastos médicos.
  • Seguro de responsabilidad civil por un producto: te protege de pérdidas si un producto que vendes lesiona o le hace daño a alguien.
  • Seguro de Responsabilidad Civil Profesional: te protege de pérdidas si cometes un error, cometes malas prácticas o eres negligente mientras brindas servicios.
  • Seguros para propiedades comerciales: te protege de pérdidas financieras si tu propiedad o activos físicos resultan dañadas debido al clima, incendios, vandalismo o desobediencia civil.

La mayoría de las pólizas de seguro requieren que pagues una prima de forma regular, mensual o anual. Aunque la prima es un gasto adicional para tu negocio, el costo puede ser mucho menor que el riesgo financiero de no estar asegurado. En muchos casos, el seguro empresarial es una buena inversión para un nuevo negocio de un inmigrante.

iniciar un negocio como inmigrante en los EE. UU.

Abre una cuenta bancaria comercial

A efectos contables y fiscales, debes mantener el dinero de tu negocio separado del personal. Para hacerlo, deberás abrir una cuenta bancaria empresarial. Los bancos abrirán una cuenta de cheques para un negocio propiedad de inmigrantes si llevas la documentación correcta a la sucursal. En algunos casos, puedes abrir una nueva cuenta en línea. Lee nuestra guía para recién llegados de como abrir una cuenta bancaria en Estados Unidos para descubrir qué información necesitarás y cómo completar el proceso de apertura de cuenta.

Obtén una licencia comercial y permisos o certificados

Los gobiernos estatales y locales establecen reglas que rigen qué licencias y permisos necesitas para operar un negocio específico legalmente. Según el tipo de negocio y el lugar donde vivas, es posible que debas obtener una licencia, un permiso o un certificado, o una combinación de credenciales, antes de poder operar tu negocio.

Tipos de apoyo a tu disposición para iniciar un negocio

Como se puede ver, abrir un negocio como inmigrante es un proceso largo y complicado. Afortunadamente, no tienes que hacerlo todo por tu cuenta. Varios programas federales y estatales para empresarios inmigrantes pueden brindarte información y recursos para ayudarte en cada paso del proceso de iniciar un negocio. Profesionales como los siguientes pueden ofrecerte aún más orientación y consejos prácticos:

Contadores

Un contador puede ayudarte con la contabilidad y la preparación de estados financieros. Algunos ofrecen servicios de nómina y pagos de facturas para que tú puedas concentrarte en tu negocio y dejar las funciones clave en manos de profesionales.

Los contadores también brindan valiosos consejos para la presentación de impuestos comerciales en los EE. UU.. Nuestra guía de impuestos para inmigrantes y empresas puede ayudarte a entender los conceptos básicos, y un contador puede brindarte orientación específica para ayudarte a pagar lo menos posible en impuestos.

Abogados

Los abogados ofrecen muchos servicios valiosos para inmigrantes que inician nuevos negocios. Un abogado con experiencia trabajando con pequeñas empresas puede ayudarte a tomar decisiones como qué tipo de estructura comercial es la que más te conviene o qué tipo de seguro podrías necesitar.

También puede guiarte en el proceso de los permisos, certificados y licencias que necesitarás y aconsejarte si necesitas registrar el nombre de tu empresa en tu estado.

Coaches empresariales

Los coaches empresariales ayudan a los empresarios inmigrantes a tener éxito. Aunque sus enfoques varían, un coach empresarial puede ayudarte a establecer metas, crear planes para alcanzarlas, ayudarte a hacerte responsable y motivarte a llevar a cabo tus planes. También pueden ayudarte con la creación de redes, referencias de proveedores de servicios de servicios y más.

Profesionales de marketing

El marketing de tu negocio te ayudará a conseguir más clientes. Según el tipo de negocio que inicies, tu marketing puede llevarse a cabo completamente en línea o podría incluir publicidad por correo, comerciales de televisión, anuncios en la radio o publicidad en publicaciones locales. Un profesional de marketing puede ayudarte con estudios de mercado, tu marca, la creación de una presencia en las redes sociales, la publicidad y más. Las agencias de marketing también pueden ayudarte a terminar tu plan de negocios.

Profesionales creativos

Los artistas y diseñadores gráficos pueden ayudarte a diseñar logotipos, letreros y obras de arte que llamarán la atención de los clientes ideales. Busca fotógrafos y videógrafos para sitios web y redes sociales, publicidad y otras tareas. También puedes contratar escritores para que redacten todo, desde correspondencia escrita para clientes hasta manuales para empleados y textos para tu sitio web.

Acerca de Remitly

Puedes enviar dinero a Camboya con Remitly. Los nuevos clientes obtendrán una oferta especial en su primera transferencia.

Remitly hace que las transferencias internacionales de dinero sean más rápidas, más fáciles, más transparentes y más económicas. Desde 2011, más de 5 millones de personas han usado nuestra aplicación móvil segura para enviar dinero a casa con tranquilidad. Visita nuestra página principal, descarga nuestra aplicación o échale un vistazo a nuestro Centro de Ayuda para empezar.