Comenzar un nuevo capítulo de tu vida en Australia probablemente será emocionante y agitado en igual medida. Habrá mucho que organizar y la principal de tus prioridades puede ser encontrar un lugar para alquilar. Afortunadamente, Australia tiene muchas opciones en este sentido, sin importar a qué parte de este vasto país te vas a mudar.

Para que tengas un buen comienzo, hemos elaborado esta guía rápida para alquilar una propiedad en Australia, cubriendo desde las mejores maneras de buscar hasta los detalles legales que debes conocer. Comencemos.

como alquilar una casa en australia

1. Encontrar el lugar adecuado para vivir

Gracias a internet, para buscar propiedades en Australia no tienes que llamar a innumerables agentes inmobiliarios o visitar sus instalaciones en persona. De hecho, puedes comenzar tu búsqueda mucho antes de llegar al país.

Hay diferentes enfoques que puedes elegir aquí. Una posibilidad es buscar los agentes inmobiliarios con mejor reputación en el pueblo o cuidad a la que te vas a mudar. Deberían tener sus anuncios más recientes disponibles para navegar en sus páginas web.

Una estrategia más eficiente es usar portales inmobiliarios que agregan anuncios de diferentes agentes. Los principales ejemplos de este tipo de webs son Realestate.com.au y Domain, que facilitan el enfoque en el tipo de propiedad que estás buscando. Puedes filtrar tu búsqueda por tipo de propiedad, número de habitaciones, precio y ubicación, lo que significa que no te verás inundado de anuncios irrelevantes. Además, estas dos páginas tienen secciones dedicadas a compartir casa. Es muy útil, ya que muchos inmigrantes en Australia prefieren mudarse con otros inquilinos – como una forma de mantener bajos los costos y hacer nuevos amigos.

Si tienes la intención de vivir en un alojamiento compartido, también deberías mirar el portal Flatmates, que se especializa en conectar personas que podrían encajar bien. Otro buen sitio que los inmigrantes de Australia deberían considerar es Rent, que como su nombre lo indica, se dedica exclusivamente al alquiler de propiedades (a diferencia de sitios como Realestate.com.au y Domain, que también anuncian propiedades en venta). El portal Rent también incluye muchos recursos y consejos para quienes buscan explorar el mercado de alquileres australiano.

2. Ver la propiedad

Hoy en día, muchos agentes y administradores de propiedades te permitirán ver virtualmente la propiedad utilizando herramientas de video conferencia como Zoom o Skype. Ciertamente esto puede ser una forma útil de reducir tu lista a solo algunas candidatas principales, especialmente si aún no has llegado a Australia.

Sin embargo, se recomienda ampliamente realizar una inspección en persona antes de comprometerte con cualquier casa o apartamento. Esta es la única forma en la que realmente puedes estar seguro de que la propiedad está a la altura de tus expectativas y no muestra signos de daños u otros defectos importantes. Además, puedes causarle una buena primera impresión al agente, lo cual puede ser fundamental para sobresalir entre otras personas que podrían estar interesadas en la propiedad.

Algunos de los aspectos que querrás verificar durante la inspección incluyen:

  • Si está incluida alguna factura.
  • Qué muebles vienen con la propiedad (es importante confirmarlo aún si la propiedad se anuncia como “amueblada”).
  • Si la propiedad tiene aire acondicionado, ya que los veranos pueden ser muy calurosos en Australia.
  • Si a los inquilinos se les permite realizar cambios superficiales, como pintar las paredes o colocar estantes.
  • A quién deberías contactar en caso de un problema urgente, como una gotera o mal funcionamiento de la caldera.
  • Si hay normas especiales (por ejemplo, no se permiten mascotas).

3. Presentar la documentación

Una vez que hayas elegido una propiedad que te gusta, tendrás que seguir el proceso de solicitud de alquiler. Los agentes inmobiliarios y administradores de propiedades tendrán sus propios criterios para evaluar la idoneidad de los posibles inquilinos. Para tener una mayor posibilidad de ser aceptado, tendrás que presentar documentos e información importante junto a tu solicitud, incluyendo probablemente lo siguiente:

  • Identificación oficial con foto, como tu pasaporte y licencia de conducir extranjera.
  • Evidencia de que puedes pagar el alquiler, como recibos de pagos recientes y extractos bancarios.
  • Prueba de tu empleo en Australia, como el contrato de trabajo o referencia.
  • Información de contacto de personas que pueden proporcionar referencias personales – idealmente personas que puedan considerarse imparciales, como un empleador, arrendador anterior, tutor universitario, etc.

Otra cosa que a los agentes les gusta ver es información sobre tu historial de alquiler. Como vas a mudarte a Australia, obviamente no tendrás historial de alquiler en el país, lo que puede ser un obstáculo. Deberías mencionar este hecho en tu carta de presentación adjunta al formulario de solicitud, explicando tu historial de alojamiento hasta el momento y proporcionando información de contacto de agentes o arrendadores en tu país de origen, si corresponde. La carta de presentación debería redactarse de manera formal y profesional, pero no temas hablar sobre tus antecedentes, por qué te mudas a Australia y por qué te encantaría vivir en la propiedad.

Algunos agentes de bienes raíces procesarán tu solicitud a través de una plataforma en línea, mientras que otros estarán contentos de hacerlo por correo electrónico. Verificalo para tener claro lo que se requiere.

alquilar una vivienda en australia

4. Pagar tu fianza y el primer mes de alquiler

Si tu solicitud es aceptada, estarás listo para firmar el contrato de alquiler y pagar tu depósito de seguridad (o fianza) y parte del alquiler por adelantado. La cantidad que puedes esperar pagar legalmente dependerá de la situación exacta de tu alquiler y del estado de Australia al que te mudes.

Por ejemplo, si te estás instalando en Melbourne, que está en Victoria, se te puede pedir que pagues como máximo un mes de alquiler por adelantado, a menos que el alquiler se pague semanalmente, en tal caso solo se puede esperar que pagues hasta 14 días de alquiler por adelantado. En cuanto a la fianza – solo te pueden pedir que pagues el equivalente a un mes de alquiler, como máximo. Sin embargo, estos límites máximos para la fianza y los pagos de alquiler por adelantado no se aplican si el alquiler semanal es de $900 o más.

En la mayor parte del país, tu fianza debe ser presentada ante una autoridad estatal y recibirás un recibo de fianza. Cuando finalice el arrendamiento, es posible que el propietario o administrador desee deducir parte de la fianza para cubrir daños en la propiedad (más allá del desgaste habitual) o cualquier otro incumplimiento del contrato de arrendamiento. Si hay una disputa sobre una deducción prevista, puedes solicitar a la autoridad estatal que investigue y resuelva el desacuerdo.

Debido a que las reglas exactas de pagos y detalles de contacto de las autoridades pertinentes varían de un estado a otro, es importante que hagas tu tarea y tengas claros estos detalles antes de firmar el contrato de arrendamiento. Una vez que hayas hecho todo esto, estarás listo para recoger tus llaves y mudarte.

Esta publicación se proporciona únicamente con fines de información general y no pretende abarcar todos los aspectos de todos los temas tratados en ella. Esta publicación no sustituye a la búsqueda de asesoramiento de un especialista o profesional aplicable. El contenido de esta publicación no constituye un asesoramiento legal, fiscal o de otro tipo por parte de Remitly o de cualquiera de sus filiales y no debe ser considerado como tal. Aunque nos esforzamos por mantener nuestras publicaciones actualizadas y precisas, no podemos afirmar, garantizar o asegurar que el contenido sea preciso, completo o actualizado.