Si te vas a mudar a España, te diriges a un país famoso por su clima, cultura y gastronomía, sin olvidar la alta calidad de vida. No obstante, entre toda esa emoción habrá muchos detalles prácticos a tener en cuenta y una de las prioridades más urgentes podría ser encontrar un lugar en el que vivir.

Ciertamente hay una amplia variedad de opciones si te mudas a Madrid, Barcelona, Sevilla o a cualquier otra ciudad o pueblo, pero en Remitly sabemos que hay muchísima información que procesar cuando planeas establecerte en un nuevo país. Para ayudarte con eso, lee nuestra guía rápida para alquilar una propiedad en España.

guia para alquilar una propiedad en españa

1. Encontrar el lugar ideal para vivir

Cuando se trata de localizar posibles propiedades siempre puedes planearlo con anticipación. De ese modo, en lugar de tener que visitar personalmente un gran número de distintos agentes inmobiliarios tras llegar a España, tu búsqueda puede iniciar en línea, antes de siquiera llegar al país. Si bien puedes darles un vistazo a los sitios web de agentes individuales para ver lo que ofrecen actualmente, es posible que sea más fácil revisar portales de propiedades que recopilan anuncios de diferentes agentes en un solo lugar fácil de explorar.

Un claro ejemplo de un portal recopilador en España es Idealista, el cual cubre toda la variedad de opciones, incluyendo casas, apartamentos y habitaciones individuales en alojamiento compartido. Además, tienes a tu disposición un extenso menú de filtros para reducir tu búsqueda de propiedades con base en tus especificaciones precisas en un área particular dentro de una ciudad. Si lo que buscas es una vivienda compartida, podrás leer perfiles escritos por los mismísimos inquilinos actuales, así serás capaz de ver si serías un buen candidato antes de contactarlos.

Otros portales generales populares de propiedades en España incluyen Spotahome, Fotocasa y Habitaclia, mientras que todo inmigrante cuyo objetivo sea encontrar compañeros de casa debería revisar Piso Compartido, que se especializa en este tipo de viviendas. Compartir un apartamento o casa puede ser una estupenda forma de ahorrar en los costos de alquiler y hacer amigos en España, por lo que vale la pena echar un vistazo a lo que esté disponible.

2. Ver la propiedad

Puedes demostrar tu interés en una propiedad en específico directamente a través de los portales. Luego de haberlo hecho, puede que haya la posibilidad de organizar una visita inicial en línea, mediante Zoom, Skype u otro software de comunicación. Esta puede ser una buena forma para decidir qué propiedades te gustaría seleccionar para verlas en persona cuando ya estés en España. Vale la pena destacar lo importante que es hacerlo, ya que la única manera de que sepas si el lugar es el indicado para ti es ver la propiedad de cerca; además también sirve para confirmar que no hay problemas graves como daño en la estructura, muebles o electrodomésticos defectuosos.

Cuando hagas las visitas, deberías asegurarte de revisar la propiedad tanto como te sea posible hacerlo, para tener la certeza de que esté a la altura de la descripción en línea y de que cumpla con tus estándares. También deberías revisar de nuevo diversos detalles sobre el contrato de alquiler, incluyendo lo siguiente:

  • ¿Se incluye alguna factura de los servicios de la vivienda?
  • ¿Qué muebles incluye tu habitación o apartamento/casa y cuáles se llevarán los inquilinos que se vayan? Esto incluye alfombras y electrodomésticos de cocina básicos.
  • ¿Se les permite a los inquilinos repintar o redecorar de algún modo la propiedad?
  • ¿La propiedad ya tiene conexión a internet instalada?
  • ¿Se debería contactar al arrendador o al agente en caso de emergencia, como goteras en el techo o un calentador estropeado?
  • ¿Los inquilinos tienen que cumplir con ciertas restricciones, como que no se permiten mascotas?

3. Proporcionar documentación

Después de haber encontrado un lugar que te guste, es momento de ver el contrato para el alquiler y proporcionar algunos documentos oficiales. Normalmente esto es lo que refiere:

  • Identificación oficial, como tu pasaporte
  • Comprobante de estado de residencia en España
  • Comprobante de tu empleo en España, como una carta oficial de tu empleador o contrato de empleo
  • Evidencia de que puedes pagar el alquiler, como estados bancarios recientes o recibos de nómina
  • Referencias personales de arrendadores pasados y/u otras
  • Tu Número de Identidad de Extranjero (NIE) o número de identificación fiscal de extranjero

4. Pagar tu depósito y primer mes de alquiler

Cuando se hayan aprobado tus documentos y estés listo para seguir avanzando para convertirte en inquilino oficial, se esperará que hagas algunos pagos. Primero que nada, normalmente se espera que pagues al menos el primer mes de renta por adelantado. Dependiendo de lo cauteloso que sea el arrendador, podrías tener que pagar una cantidad más elevada que esa anticipadamente.

Además, usualmente habrá un pago de depósito de seguridad. Esto es para la tranquilidad del arrendador y existe para cubrir los costos de facturas no pagadas (si se incluyen en tu alquiler) y daño que pueda ocurrir en la propiedad fuera del desgaste natural que puede suceder con el paso del tiempo. Por ejemplo, si tú o tus visitantes rompen una ventana o una mesa de café.

El depósito puede equivaler hasta un mes de alquiler. Debe permanecer asegurado por un esquema de protección de seguros operado por alguna comunidad autónoma de España a la que te estés mudando. Si el arrendador dice desconocer este hecho, deberías señalar que es una obligación legal. En caso de que haya una disputa por la devolución del depósito al finalizar tu contrato de alquiler, deberías consultar con la autoridad de la comunidad autónoma si pueden ayudarte a solucionar ese asunto.

como alquilar una casa en españa

5. Cosas a tener en cuenta

Una vez pagado el depósito y el alquiler anticipadamente y habiendo firmado el contrato, estarás listo para mudarte y disfrutar de tu nueva residencia. A continuación te presentamos algunas cosas adicionales para debes conocer acerca de alquilar en España.

  • Nunca firmes ningún contrato o acuerdo con un inquilino en la propiedad que diga que esté actuando en representación del arrendador. Podría tratarse de un subarrendamiento sin la aprobación del arrendador.
  • Siempre existe riesgo de que tu arrendador en España tratará de quedarse con tu depósito asegurando que el daño a la propiedad es tu responsabilidad. Por este motivo, es buena idea que tomes fotos del lugar antes de mudarte, poniendo especial atención a los defectos existentes como grietas en el yeso, daño por agua, manchas en los muebles y cosas así.
  • Por lo general, un contrato de alquiler de largo plazo se establecerá para un año. El arrendador estará legalmente obligado a extender este plazo hasta un máximo de cinco años (o siete años si tu arrendador es una empresa). Siendo la excepción si tu contrato de alquiler establece explícitamente que el arrendador tiene el derecho a recuperar el uso personal de la propiedad después del primer año. En cuyo caso, el arrendador debe darte un aviso con dos meses de antelación de su intención (o la intención de sus familiares) de mudarse.
  • Cuando se alcance la duración máxima de cinco o siete años de alquiler, el arrendador tiene el derecho a terminar tu contrato de alquiler dándote un aviso con al menos cuatro meses de antelación.

Más información

Esta publicación se proporciona únicamente con fines de información general y no pretende abarcar todos los aspectos de todos los temas tratados en ella. Esta publicación no sustituye a la búsqueda de asesoramiento de un especialista o profesional aplicable. El contenido de esta publicación no constituye un asesoramiento legal, fiscal o de otro tipo por parte de Remitly o de cualquiera de sus filiales y no debe ser considerado como tal. Aunque nos esforzamos por mantener nuestras publicaciones actualizadas y precisas, no podemos afirmar, garantizar o asegurar que el contenido sea preciso, completo o actualizado.