Ciertamente, tendrás mucho en qué pensar cuando te mudes a Francia, y encontrar el lugar perfecto para vivir seguro será una prioridad. Afortunadamente, buscar opciones y encontrar una propiedad que cumpla con todos tus requisitos nunca ha sido más fácil. Ya sea que te vayas a instalar en París, Marsella, Lyon, Estrasburgo o cualquier otro lugar del país, hay una gran cantidad de opciones para explorar.

En Remitly, sabemos que mudarte a un nuevo lugar en el mundo puede ser tan estresante como emocionante e inevitablemente habrá mucha información para asimilar. Por eso hemos creado esta guía rápida y sencilla para alquilar en Francia, comencemos entonces.

cómo alquilar una casa en Francia

1. Encontrar el lugar adecuado para vivir

El paso uno es encontrar la casa, el apartamento o la habitación adecuada para alquilar. Antiguamente, habría sido más fácil decirlo que hacerlo, porque habrías tenido que contactar a diferentes agentes de arrendamiento por teléfono o en persona para ver qué tipos de propiedades tienen para ofrecer. Afortunadamente, hoy en día hay muchas menos complicaciones. Mucho antes de mudarte a Francia, puedes buscar propiedades en línea y tomarte tu tiempo para elegir las mejores candidatas que se ajusten a tu presupuesto.

Si bien es posible buscar sitios web de agencias de arrendamiento individuales para ver lo que cada empresa tiene en sus registros, probablemente encontrarás que es más fácil y rápido usar portales en línea que congreguen listados de varias agencias diferentes y propietarios privados. Algunos de los más utilizados son SeLoger, Particulier à Particulier (PAP), y À vendre à Louer. Podrás filtrar tu búsqueda por factores cruciales, como vecindario, número de habitaciones, servicios y presupuesto.

Tal vez prefieras la idea de mudarte con compañeros de casa. Esta puede ser una excelente manera de establecerte en una nueva área y hacer nuevos amigos. Además, casi siempre será significativamente más barato que alquilar una casa o apartamento completo. Un muy buen lugar para buscar opciones de casas compartidas es Whoomies, donde los listados se acompañan de perfiles escritos por los compañeros de piso actuales, quienes habitualmente describen sus intereses y el tipo de persona que esperan que se mude con ellos. De esa forma, puedes evaluar si serías compatible antes de contactarlos.

2. Ver la propiedad

La vista preliminar de una propiedad puede llevarse a cabo de forma remota por medio de herramientas como Skype o Zoom, y esto puede ser tentador si estás considerando compartir casa y conversar informalmente en línea con los compañeros de piso actuales. Dicho esto, es muy importante coordinar una visita en persona antes de proceder con cualquier contrato de alquiler. Cuando veas la propiedad, deberías hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Hay alguna factura incluida?
  • ¿Qué muebles vienen con la habitación/casa/apartamento? (Deberías preguntar esto incluso si la propiedad aparece como “amueblada”, solo para estar seguro)
  • ¿Se me permitirá re-pintar las paredes, colocar estantes o hacer otros cambios superficiales?
  • ¿El internet de banda ancha está instalado e incluido en el costo?
  • ¿A quién debería contactar si hay un problema con la casa, como un electrodoméstico defectuoso?
  • ¿Hay reglas especiales para los inquilinos?

3. Presentar documentación

¿Encontraste una propiedad con la que estás feliz? ¡Excelente! Ahora es el momento de revisar el contrato de arrendamiento. Ten en cuenta que el periodo de arrendamiento estándar en Francia es de tres años para una propiedad sin amueblar y de un año para una propiedad amueblada.

También tendrás que presentar cierta documentación para asegurar el arrendamiento, que generalmente incluye:

  • Identificación oficial, como tu pasaporte y/o permiso de residencia.
  • Otra identificación oficial, como el permiso de residencia.
  • Comprobante de empleo, como un contrato de trabajo o referencia de tu empleador.
  • Comprobante de finanzas, como recibos de pago recientes y/o extractos bancarios.
  • Referencia de tu arrendador anterior si ya has estado viviendo en Francia.

4. Pagar el depósito y el primer mes de alquiler

En este punto, es necesario hacer algunos pagos. Generalmente, tendrás que pagar al menos el primer mes de alquiler por adelantado. Después está el asunto del depósito de seguridad.

El mismo es para beneficio del arrendador y está destinado a cubrir daños a la propiedad, facturas impagas y cualquier otro costo por el que puedas ser razonablemente responsable. Ten en cuenta que hay un límite legal para el monto del depósito de seguridad. Si estás alquilando una propiedad sin amueblar, el depósito no puede ser mayor al alquiler de un mes. Si está amueblada, el arrendador tiene derecho a solicitar el equivalente a dos meses de alquiler.

Es importante tener en cuenta que el propietario no debería retener nada de tu depósito para cubrir el “desgaste”. Esto es, el deterioro que naturalmente le puede ocurrir a la propiedad y los muebles durante el transcurso de tu estadía. Si al final de tu periodo de arrendamiento, crees que el propietario está deduciendo dinero del depósito injustamente, o si directamente se está negando a devolver el depósito, puedes pasar el asunto a la Commission Départementale de Conciliation, que es un organismo gubernamental que trata de resolver las disputas entre inquilinos y propietarios.

arrendar una casa en francia

5. Cosas a tener en cuenta

Después de que hayas presentado todo el papeleo necesario, firmado el contrato de arrendamiento y pagado todo lo requerido, deberías estar listo para disfrutar de tu nueva propiedad alquilada. Aquí van algunos puntos adicionales que también son importantes al alquilar en Francia.

  • Asegúrate siempre de firmar un contrato de arrendamiento formal ya sea con el propietario o con el agente de arrendamiento, nunca con un inquilino compañero. Existe el riesgo de que esté sub-alquilando sin permiso.
  • Cuando estés pensando en mudarte de la propiedad, debes avisar por escrito con al menos un mes de anticipación si está amueblada. Si no está amueblada, se requiere un mínimo de tres meses, aunque este plazo se puede reducir en ciertas circunstancias – por ejemplo, si has perdido tu trabajo o si has encontrado un nuevo empleo en otra ubicación.
  • El arrendador es responsable de la instalación obligatoria de una alarma de humo, pero es tu responsabilidad como inquilino, asegurarte de que funcione correctamente.
  • Tu depósito de seguridad debe ser devuelto dentro de los dos meses siguientes al final de tu periodo de arrendamiento, menos el dinero requerido para cubrir cualquier daño, incumplimientos del contrato, etc.

Más información

Esta publicación se proporciona únicamente con fines de información general y no pretende abarcar todos los aspectos de todos los temas tratados en ella. Esta publicación no sustituye a la búsqueda de asesoramiento de un especialista o profesional aplicable. El contenido de esta publicación no constituye un asesoramiento legal, fiscal o de otro tipo por parte de Remitly o de cualquiera de sus filiales y no debe ser considerado como tal. Aunque nos esforzamos por mantener nuestras publicaciones actualizadas y precisas, no podemos afirmar, garantizar o asegurar que el contenido sea preciso, completo o actualizado.