Las diferentes culturas de todo el mundo tienen sus propias formas especiales de marcar la llegada del Año Nuevo. Pero, sin importar de dónde somos, muchos de nosotros queremos tomarlo como un oportunidad para un nuevo comienzo – ya sea en términos de planificar un cambio de carrera, adoptar un estilo de vida saludable o mejorar nuestras finanzas.

Si 2022 es el año en el que te gustaría establecer las bases para tu éxito financiero, esta guía es para ti. Veremos algunos de los pasos clave que debes seguir para planificar tu presupuesto y ahorrar en los próximos meses.

Como prepararte para el exito financiero en 2022

1. Conoce tus hábitos de gasto

No hay mejor momento que el amanecer de un nuevo año para sentarte y evaluar cuánto ha salido exactamente de tu cuenta cada mes. El truco para calcular tus gastos es ser lo más forense posible – definitivamente no es algo para hacer de manera casual mientras te relajas en el sofá solo con un bolígrafo y una libreta a mano.

En lugar de tratar de estimar tus gastos, querrás usar la mayor cantidad de datos concretos posible. Una buena aplicación de banca en línea puede resultar muy útil, ya que debería permitirte mirar atrás y graficar exactamente cuánto tiendes a gastar en:

  • Facturas de servicios públicos del hogar
  • Facturas de teléfono y banda ancha
  • Pagos de deudas
  • Combustible y/o transporte público
  • Pólizas de seguro de hogar, coche y otras
  • Comestibles
  • Ropa
  • Gastos de entretenimiento

Esto te dará una imagen más precisa de cuáles son tus gastos. No olvides incluir pagos poco frecuentes en esta descripción general. Cosas como el costo de comprar un mueble nuevo, un nuevo lote de ropa escolar para tus hijos, pagar exámenes oculares y revisiones dentales pueden no haber aparecido en tus extractos bancarios mensuales más recientes, pero podrían asomarse en la distancia.

Ahora, estarás listo para elaborar un mejor presupuesto para el futuro, incluyendo cuánto deberías ahorrar, utilizando algo conocido como la regla 50/30/20. Lo veremos con más detalle pronto, pero primero hay un punto importante que abordar.

2. Priorizar las deudas en lugar del ahorro

Cuando haces una resolución de Año Nuevo para mejorar tus finanzas, es tentador comenzar a pensar inmediatamente en ahorrar. Pero antes de entrar en eso, debes primero echar un vistazo a las deudas que puedas tener. Eso es porque el interés que tendrás que pagar, digamos, de préstamos o deudas de tarjetas de crédito probablemente será mayor que cualquier interés que puedas ganar con el dinero que deposites en tu cuenta de ahorro.

Por lo tanto, en lugar de reservar una proporción de tus ganancias para ahorrar cada mes, puede tener más sentido financiero usar ese dinero para pagar las deudas caras primero. Una vez que lo hayas hecho, puedes enfocarte en construir tus finanzas desde una base sólida.

3. Elabora tu presupuesto sabiamente

Ahora es momento de calcular tu presupuesto. ¿Cuánto deberías gastar en varios aspectos de tu vida y cuánto deberías ahorrar? Esa es una pregunta que puede hacer que muchos de nosotros nos rasquemos la cabeza, pero aquí es en donde entra en juego la regla 50/30/20. Es una estrategia de presupuesto muy conocida que divide tu ingreso mensual después de impuestos en tres componentes de gasto:

  • 50% en ‘necesidades’, tales como alquiler, facturas y apoyo financiero a seres queridos
  • 30% en ‘deseos’, como ir a bares y restaurantes, pagar por una computadora portátil nueva o tener suscripción de Netflix
  • 20% en ahorro (o liquidar deudas)

Digamos que estás viviendo en el Reino Unido y que tus ingresos mensuales después de impuestos son de £1,300. Entonces deberías tratar de gastar de la siguiente manera:

  • £650 en necesidades
  • £390 en deseos
  • £260 en ahorro o deudas

Obviamente, estos porcentajes no están grabados en piedra para todo el mundo, no dudes en adaptarlos para que se ajusten a tus circunstancias particulares. Si tu salario tiende a fluctuar, puedes simplemente tomar un promedio de los tres meses anteriores y aplicar los porcentajes a esa cantidad. Pero estos parámetros generales te pueden dar una idea de cómo ajustar tus gastos para que puedas alcanzar tus objetivos de ahorro. Si actualmente estás gastando demasiado en “deseos” podrías, por ejemplo, tratar de reducir la cantidad de comida para llevar que pides por mes o poner en pausa una suscripción de streaming.

4. Calcula tus objetivos de ahorro

Para hacer que tu dinero realmente trabaje para ti, tendrás que encontrar la mejor cuenta de ahorro posible. Los bancos suelen ofrecer diferentes tipos de cuentas de ahorro que pagan distintas tasas de interés, por lo que vale la pena sentarte y tomarte tu tiempo para comparar las opciones disponibles y adecuadas para ti.

Considera tus objetivos de ahorro, y si son a corto plazo o largo plazo. ¿Quieres un lugar seguro para construir un fondo de emergencia? ¿Estás ahorrando para un gran evento en el futuro cercano, como un viaje a la boda de un amigo? ¿O estás ahorrando para un objetivo a más largo plazo, como el pago inicial de una casa? Estos factores determinarán el tipo de cuenta que deberías abrir.

Algunas cuentas de ahorro funcionan como cuentas corrientes comunes, que te permiten retirar dinero cuando lo desees. Es probable que el rendimiento por intereses sea mucho menor en este tipo de cuentas, pero pueden ser una buena opción si esperas necesitar estos fondos en el futuro cercano, por ejemplo, para unas vacaciones o si quieres que sea tu fondo de emergencia para cubrir, por ejemplo, daños en el hogar o facturas médicas.

Es posible que prefieras una cuenta de ahorros en la que tu dinero esté efectivamente bloqueado por un periodo establecido – por ejemplo, dos años. Tienden a pagar intereses más altos, pero retirar el dinero será imposible o tendrá tarifas. Este tipo de cuenta es ideal si estás reservando dinero para una gran inversión más adelante, mucho más allá de 2022.

como mejorar tus finanzas en 2022

5. Mantente al tanto de los gastos esenciales

Es muy fácil gastar más de lo necesario, incluso cuando se trata de lo esencial. Debes estar atento en 2022, buscando en dónde puedes hacer hasta los ahorros más pequeños.

Tomemos la comida, por ejemplo. Comprar productos de marca puede generar facturas de comestibles mucho más altas que si eliges los artículos de la marca propia de la tienda, que generalmente son igual de buenos. Y, si estás pagando tu tarjeta de crédito, tal vez puedas reducir el impacto de los pagos con intereses altos, transfiriendo tu saldo total a otra tarjeta que ofrezca 0% de interés por un periodo prolongado.

Si te has mudado para trabajar y vivir en un nuevo país, puede ser importante reservar una parte de tus ingresos para apoyar a tus seres queridos en casa. En tal caso, puedes ahorrar más utilizando una empresa de transferencias de dinero como Remitly, que se compromete a proporcionar bajas tarifas de transferencia y tipos de cambio competitivos en cada remesa que realices.

Cada medida que tomes para reducir costos, ya sea en tus compras diarias o al enviar dinero a las personas que amas, puede ayudar a marcar una diferencia real en tu estado financiero en 2022 y más allá.

Esta publicación se proporciona únicamente con fines de información general y no pretende abarcar todos los aspectos de todos los temas tratados en ella. Esta publicación no sustituye a la búsqueda de asesoramiento de un especialista o profesional aplicable. El contenido de esta publicación no constituye un asesoramiento legal, fiscal o de otro tipo por parte de Remitly o de cualquiera de sus filiales y no debe ser considerado como tal. Aunque nos esforzamos por mantener nuestras publicaciones actualizadas y precisas, no podemos afirmar, garantizar o asegurar que el contenido sea preciso, completo o actualizado.