11 estafas comunes en las transferencias de dinero y cómo evitarlas en 2024

La gente envía cientos de miles de millones de dólares en remesas cada año. Y tristemente, debido a este volumen, ciertos estafadores intentan engañar a la gente mediante diferentes estafas de transferencia de dinero.

En Remitly queremos ayudarte a entender cómo funcionan estas estafas en las transferencias de dinero y a reconocer las señales de advertencia de un posible fraude, para que puedas mantener tu dinero a salvo.

11 estafas comunes en las transferencias de dinero

A medida que la gente reconoce mejor las actividades fraudulentas, como el robo de tarjetas de crédito y el fraude en las transferencias bancarias, los estafadores también mejoran sus métodos.

Dado que rastrear muchas de estas estafas puede ser complicado, tu mejor protección es aprender a detectar posibles actos fraudulentos cuando te los encuentres.

Estas son algunas de las estafas más comunes que encontramos aquí en Remitly, ya que trabajamos incansablemente para mantener segura la información de nuestros clientes.

Ten en cuenta que si envías una transferencia a un estafador, es posible que no podamos ayudarte y podrías perder tu dinero.

1. Estafas de emergencia familiar

En este tipo de estafa, se hace creer a la víctima que está enviando dinero para ayudar a un ser querido o amigo en una situación de emergencia.

Los estafadores se aprovechan de la preocupación natural de la víctima por alguien a quien quiere.

Estas emergencias pueden tratarse de un accidente de coche, problemas en el aeropuerto o evitar ser detenido por las autoridades.

El estafador hace una llamada urgente, haciéndose pasar por un pariente, amigo o ser querido, o por una figura de autoridad, como un agente de la ley o un médico.

Cómo protegerte:

  • Verifica que la emergencia sea real poniéndote en contacto directamente con tu ser querido o amigo.
  • No te precipites haciendo la transacción. Tómate tu tiempo para verificar la situación.
  • Desconfía de peticiones urgentes y rápidas.
  • Desconfía de llamadas o mensajes no solicitados de desconocidos.

2. Estafas de extorsión

Una estafa de extorsión consiste en obtener la propiedad, los bienes o el dinero de una persona mediante la amenaza o el uso de fuerza física, la violencia y la intimidación.

La sextorsión es un tipo de extorsión en la que el agresor amenaza con exponer información sexualmente comprometedora, como imágenes o vídeos privados sexualmente explícitos de la víctima, a menos que ésta cumpla determinadas exigencias, normalmente dinero.

Las víctimas suelen ser adultos jóvenes o ancianos.

Cómo protegerte:

  • Ten cuidado con quién te relacionas en las redes sociales y en páginas de citas.
  • No participes en videochats explícitos ni intercambies imágenes sexualmente explícitas con desconocidos.
  • No envíes dinero a alguien que te amenaza con sacar a la luz fotos o vídeos íntimos.
  • No confíes en comunicaciones falsas de policías o funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

3. Amenazas/estafas de chantaje

Las estafas por amenaza o chantaje consisten en obtener ilegalmente el dinero de una persona mediante coacción. El estafador amenaza con hacer daño a la víctima si no coopera.

El estafador suele compartir información personal en un correo electrónico o llamada para añadir intimidación a la víctima. Pueden amenazarte con daños físicos, afirmar que saben dónde vives o trabajas, y amenazar con hacerte daño a ti o a tus seres queridos a menos que pagues.

Los estafadores también pueden amenazar a la víctima con detenerla o encarcelarla si no accede a sus exigencias.

Cómo protegerte:

  • No accedas a las exigencias del estafador.
  • Ponte en contacto inmediatamente con las fuerzas de seguridad si te sientes amenazado o asustado.
  • Desconfía de llamadas o mensajes no solicitados de desconocidos.
  • Ten cuidado al compartir información personal en Internet o en respuesta a llamadas o mensajes no solicitados.

estafas de envío de dinero

4. Estafas de impostores

En una estafa de impostor, un estafador se hace pasar por una persona con autoridad y pide dinero para resolver una situación falsa.

Los estafadores también pueden hacerse pasar por representantes de una empresa reputada (suplantadores de empresas) y presentar reclamaciones falsas de cargos fraudulentos que deben revisarse o reembolsarse, o como pagos en exceso para robar a la víctima.

Hacen afirmaciones falsas sobre cargos fraudulentos, reembolsos, problemas de envío u otros gastos falsos que harán que la víctima comparta información personal y/o financiera. Los estafadores pueden incluso piratear el teléfono del cliente para procesar transacciones no autorizadas.

Cómo protegerte:

  • Ten cuidado al compartir información personal en Internet o en respuesta a llamadas o mensajes no solicitados.
  • Verifica la legitimidad del representante o de la empresa.
  • No compartas información financiera por teléfono o correo electrónico.
  • No confíes en comunicaciones no solicitadas de personas o empresas desconocidas.

5. Estafas de inversión

Las estafas de inversión a menudo suenan “demasiado buenas para ser verdad” u ofrecen oportunidades de inversión “sin riesgo”.

Los estafadores presionan a las víctimas para que inviertan inmediatamente, a veces indicando que la oportunidad es por tiempo limitado.

A menudo se atrae a la víctima a través de aplicaciones de redes sociales o mediante llamadas o consultas por correo electrónico.

Cómo protegerte:

  • Ten cuidado con las oportunidades de inversión que parezcan demasiado buenas para ser verdad o que te presionen para que inviertas inmediatamente.
  • Investiga y verifica la legitimidad de la inversión antes de invertir dinero.
  • No inviertas dinero que no puedas permitirte perder, como tus ahorros.

6. Estafas románticas

En una estafa romántica, se engaña a la víctima haciéndole creer que ha encontrado el amor verdadero en Internet.

Los estafadores juegan con tus emociones, fingiendo estar interesados en una relación romántica. Utilizan palabras halagadoras y fotos robadas para ganarse tu confianza y afecto.

Una vez que tienen enganchada a la víctima, le piden dinero. Pueden alegar que es para un tiquete de avión o para cubrir gastos médicos imprevistos.

Se aprovechan del deseo de amor y compañía, por lo que le resulta difícil a la víctima decir que no.

Cómo protegerte:

  • Verifica la identidad de la persona haciendo una búsqueda inversa de imágenes o solicitando una videollamada.
  • Desconfía de las peticiones en secreto o urgencia, ya que los estafadores suelen utilizar estas tácticas.
  • Ten cuidado con los mensajes o llamadas no solicitados de desconocidos que profesan amor o interés.

7. Estafas de soporte técnico

Las estafas de soporte técnico consisten en que los estafadores se hacen pasar por representantes de empresas reputadas, como Microsoft o Apple, y afirman que el ordenador de la víctima requiere servicios técnicos para acceder a distancia y robar al cliente.

Normalmente, las víctimas reciben una llamada telefónica no solicitada, un mensaje de texto o un correo electrónico de una persona que dice representar al “Soporte Técnico”, “Servicio de Ayuda”, “Departamento de TI” o una oficina similar de una empresa.

Cómo protegerte:

  • Recuerda que las empresas de confianza nunca se pondrán en contacto contigo de la nada para pedirte acceso a tu ordenador.
  • Nunca facilites información personal o financiera a personas que llamen o envíen correos electrónicos no solicitados.
  • Verifica de forma independiente la legitimidad de cualquier solicitud de servicios de asistencia técnica.

8. Estafas de inmigración

Si recibes una llamada de alguien que dice ser un funcionario de inmigración, está bien que sospeches inmediatamente.

Los estafadores pueden llamarte y afirmar que hay un problema con tus documentos de inmigración que puedes resolver haciendo una transferencia de dinero inmediata o facilitando los datos de tu cuenta.

Pueden incluso facilitar información personal o hacer amenazas de deportación, pero nunca debes dar información financiera personal.

Cómo protegerte:

  • Recuerda que el USCIS y el gobierno nunca te pedirán que transfieras dinero a un particular. Solo puedes pagar tasas o tarifas en el portal en línea del USCIS o en Pay.gov.
  • No facilites ninguna información personal o financiera a personas en las que no confíes.
  • Asegúrate de ponerte en contacto directamente con el USCIS si necesitas ayuda con cualquier proceso de inmigración.

Por desgracia, puedes encontrarte con otras estafas, ya que los métodos cambian con frecuencia.

Aprender a reconocer las señales generales de advertencia de las estafas puede ayudarte a mantenerte a salvo.

9. Estafas con premios

Con la estafa de transferencia de dinero y premios, los delincuentes intentan robar dinero con falsos sorteos, loterías o concursos.

Normalmente, la estafa comienza con un correo electrónico o una llamada telefónica inesperados diciendo que has ganado un premio en otro país.

El estafador podría pedirte los datos de tu cuenta bancaria para ingresar directamente las ganancias y luego utilizar la información para realizar actividades fraudulentas con tu cuenta bancaria.

Otra versión de esta estafa funciona de forma similar a otras estafas de transferencias de dinero y giros telegráficos.

Los estafadores envían un cheque falso a la víctima y luego le dicen que les transfiera dinero para cubrir gastos como la conversión de divisas o los gastos de tramitación.

Después de ingresar el cheque y transferir o girar el dinero, descubres que el cheque es falso.

Es posible que tu banco te cobre comisiones y que te quedes sin el dinero transferido.

Cómo protegerte:

  • Investiga cualquier concurso o sorteo desconocido antes de transferir dinero.
  • Nunca inicies transferencias de dinero o bancarias hasta que estés seguro de que los cheques se han cobrado.
  • Llama al banco emisor de cualquier cheque recibido para verificar los fondos y la autenticidad.
  • Nunca des los datos de tu cuenta bancaria a un desconocido.

10. Estafas laborales

Una estafa laboral se produce cuando un estafador anuncia un trabajo falso, como un puesto de comprador secreto o una oportunidad de trabajo desde casa, a través de las redes sociales, sitios web falsos e incluso señales de tráfico.

Cuando expresas interés por el trabajo, el estafador puede someterte a un proceso de entrevista falso, pidiéndote que respondas a preguntas y proporciones información personal.

Entonces, te dirán que estás contratado, pero te explicarán que tienes que transferir o girar dinero para cubrir los gastos de tramitación para inscribirte en su programa de trabajo desde casa, para pagar el equipo necesario o para completar un curso de formación obligatorio.

Sólo descubres que el trabajo era falso todo el tiempo después de haber enviado el dinero.

Cómo protegerte:

  • Comprueba el Better Business Bureau y los registros estatales de empresas para confirmar la validez de las empresas.
  • Desconfía de enviar dinero por cualquier oportunidad de empleo.
  • Ten cuidado con cualquier oferta de trabajo que parezca demasiado buena para ser verdad.

11. Estafas en el mercado

Las estafas de mercado intentan aprovecharse de las personas que compran y venden cosas a través de Facebook Marketplace, Craigslist, eBay y otros sitios.

Hay dos versiones de esta estafa.

La primera, un comprador falso pregunta si puede pagar un artículo mediante giro postal, cheque personal o cheque de caja.

Si el vendedor dice que sí, el comprador envía un cheque falso o un giro postal por un importe superior al precio de venta. A continuación, el comprador pedirá al vendedor que le transfiera el dinero sobrante. Después de realizar la transferencia, el cheque resulta ser falso.

Los falsos compradores también pueden intentar perpetrar esta estafa con dinero o transferencias bancarias. Con esta versión, un estafador pone a la venta un artículo atractivo en un sitio de mercado.

Si manifiestas interés, te pedirán que envíes dinero o una transferencia bancaria y te dirán que enviarán el artículo después de recibir los fondos.

Una vez que les transfieras dinero, se pondrán en contacto contigo y te dirán que hay un problema. La mayoría de las veces, los falsos compradores afirmarán que no han recibido el dinero y te pedirán que les facilites el número de control de la transferencia para poder rastrear el pago. Si les das este número, recogerán el dinero y nunca enviarán el artículo comprado.

Cómo protegerte:

  • No aceptes cheques personales, giros postales ni cheques de caja cuando vendas cosas por Internet.
  • Tramita las transacciones únicamente a través de plataformas de venta, desconfiando de cualquiera que te pida que te salgas del sistema para evitar comisiones.
  • Comprueba las opiniones y valoraciones de compradores y vendedores.
  • Nunca aceptes transferir dinero para pagar algo que compres a través de un mercado online.

familia protegiéndose de estafas de envío de dinero

Señales comunes de las estafas financieras

¿No estás seguro de si algo es una estafa? Presta atención a estas señales:

  • Insisten en gestionarlo todo por correo electrónico, texto o mensajes en las redes sociales.
  • Hay faltas de ortografía o problemas gramaticales graves en los mensajes.
  • La dirección de correo electrónico es extraña o no se reconoce.
  • Te presionan para que envíes el dinero rápidamente.
  • Te piden que envíes dinero a un país extranjero aunque dicen estar en EEUU.
  • Te piden que utilices cheques de caja, transferencias bancarias u otros fondos potencialmente imposibles de rastrear.

Mantenerte seguro de las estafas en las transferencias de dinero

Sigue estos pasos para proteger tu dinero y tu información:

  • Nunca des información personal en una llamada o mensaje no solicitado.
  • No envíes dinero a alguien que no conozcas personalmente.
  • Ponte en contacto con familiares en números de teléfono conocidos si recibes una petición desconocida de ellos.
  • Actualiza regularmente tus contraseñas.
  • Instala bloqueadores de ventanas emergentes y antivirus.
  • No compartas tu información de inicio de sesión para Remitly, información bancaria online o credenciales de inicio de sesión para otras aplicaciones financieras.

Ponte en contacto sobre estafas de dinero y transferencias bancarias

Si descubres que alguien te ha robado dinero, actúa con rapidez poniéndote en contacto con Remitly o con el proveedor de transferencias bancarias que utilizaste. En algunos casos, puede ser posible recuperar el dinero que tanto te ha costado ganar.

Si el estafador no consiguió cometer un fraude de transferencia o giro porque te diste cuenta de del intento de robo, debes denunciar el intento. La Comisión Federal de Comercio ofrece una guía detallada sobre cómo denunciar las estafas por transferencia bancaria a la que puedes acceder aquí.

Aunque los delincuentes intentan explotar el sistema de transferencias bancarias a su beneficio, las transferencias bancarias y de dinero siguen siendo una forma cómoda de enviar dinero a tus seres queridos que se encuentran en el extranjero. Siguiendo los consejos descritos en este artículo, podrás hacerlo de forma más segura y protegerte del fraude.