Tomar el control de tus finanzas es algo poderoso. Se trata de acciones simples que suman, como conciliar tus estados de cuenta bancarios cada mes. Esto puede parecer una tarea complicada, pero solo significa comparar los registros del banco con los tuyos y verificar si hay discrepancias.

Puede que no seas el tipo de persona que realiza un seguimiento del dinero con software o aplicaciones financieras, pero aun así quieres asegurarte de que tu dinero esté donde se supone que debe estar. Verificar el saldo de tu cuenta regularmente y hacer una simple conciliación bancaria puede ayudarte a maximizar tus ganancias cada mes y reducir el riesgo de pagos atrasados.

He aquí por qué debes conciliar tus estados de cuenta bancarios, además de cómo comenzar.

¿Por qué es importante conciliar tus extractos bancarios?

¿Qué es una conciliación bancaria?

En los términos más simples, una conciliación bancaria significa que comparas tus registros contables con los montos que se muestran en tu extracto bancario. Para la mayoría de las personas, eso significa comparar la actividad en su cuenta corriente con el estado de cuenta que recibe al final del mes.

Puedes llevar una chequera en papel con registros de todas tus transacciones, que históricamente es la forma en que las personas han conciliado sus estados de cuenta bancarios. Sin embargo, en el siglo XXI, la banca en línea se ha vuelto más popular. (En general, escribir cheques personales se ha convertido en una actividad menos común, aunque todavía necesaria).

Muchos bancos han hecho que sus registros sean electrónicos y los actualizan constantemente. Si bien esta es una característica interesante, sigue siendo una buena idea mantener tus propios registros.

Cuando compares tus registros con los del banco, busca cualquier diferencia entre el saldo de efectivo en tus registros y el saldo final en tu estado de cuenta.

¿Tu meta? Asegurarte de que todos los pagos se hayan procesado, todos los depósitos se hayan realizado correctamente y no se hayan producido errores.

Cómo conciliar un extracto bancario en 4 pasos

Tomar solo 10-15 minutos cada mes para conciliar tus estados de cuenta bancarios puede marcar una gran diferencia. El software de contabilidad puede ayudar, pero probablemente no lo necesites. Una vez al mes, compara tu estado de cuenta con tus transacciones reales. Si guardas los recibos, este proceso será mucho más rápido.

 1. Confirma tus compras más grandes

Si tienes mucha actividad en tu estado de cuenta, comienza con tus 10 compras más grandes para asegurarte de que no haya errores.

2. Asegúrate de que todos los depósitos sean correctos

Recuerda, el dinero que entra es tan importante como el dinero que sale. Mantén buenos registros de cheques y boletas de depósito para asegurarte de tener la cantidad correcta de dinero en tu cuenta.

3. Asegúrate de que todos los pagos salientes sean correctos

A continuación, querrás verificar que las personas a las que escribiste cheques o realizaste transferencias realmente recibieron ese dinero. Desde pagos de servicios públicos hasta tu factura semanal de comestibles, asegúrate de que los números en tu estado de cuenta sean correctos. Si tienes configurado el pago automático en tus facturas, este es un buen momento para verificar que esos pagos se realizaron y en las cantidades correctas.

4. Documenta tus totales

Aquí es donde entra en juego tu chequera, hoja de balance o estado de conciliación bancaria personal. Registra tus totales entrantes y salientes. Esto será útil cuando desees realizar un seguimiento de tus ganancias y hábitos de gasto mes a mes.

Pero, ¿por qué es importante conciliar tus extractos bancarios?

Como se mencionó anteriormente, la banca en línea ha hecho posible recopilar y almacenar información mucho más fácilmente. Como resultado, muchas personas ya no se toman el tiempo para conciliar sus extractos bancarios.

Sin embargo, sigue siendo una buena idea mantener tus propios registros utilizando una chequera antigua, un libro mayor, un balance general, asientos diarios o una aplicación financiera.

Incluso con el auge de la banca en línea, la conciliación de los extractos bancarios es una práctica común tanto para los propietarios de empresas grandes como para los pequeños negocios. Tener registros financieros detallados ayuda a las empresas a confeccionar presupuestos y mantenerse dentro de los mismos. También les ayuda a encontrar problemas financieros antes de que se conviertan en grandes problemas.

Los consumidores encuentran útil la conciliación de cuentas por muchas de las mismas razones. La conciliación de tus estados de cuenta te ayuda a realizar un seguimiento de tu flujo de efectivo porque permite ver exactamente a dónde va tu dinero. Si bien a menudo puedes hacer esto con la banca en línea, mantener tus propios registros alienta a prestar más atención y, por lo tanto, puede ser una herramienta más efectiva para mantenerte dentro del presupuesto.

También puedes realizar un seguimiento del estado de otros artículos en tus extractos bancarios, como cargos por servicios y cheques pendientes. Si aparece un cargo que no esperabas o no se cobró un cheque, puede ayudarte a eliminar estos cabos sueltos.

A continuación se presentan algunas buenas razones para ser tu propio tenedor de libros y conciliar tus estados de cuenta bancarios mensuales.

1. Evitar un saldo sobregirado

Cuando miras el saldo de tu cuenta bancaria en línea, no siempre incluirá lo que está pendiente. Además, los cargos temporales a veces pueden ser confusos, haciendo que parezca que tienes más o menos dinero en tu cuenta de lo que realmente tienes.

Verifica el saldo de efectivo inicial contra tus gastos conocidos y asegúrate de saber la cantidad real que tienes. Querrás tener en cuenta los retiros recientes, los cheques no compensados ​​o los depósitos. Aquí es donde una chequera en papel o los asientos diarios pueden ser de gran ayuda.

Dar este paso puede evitar una cuenta en descubierto, porque sabrás si realmente tienes fondos suficientes. Si esto ha sido un problema para ti en el pasado, puedes buscar una cuenta sin cargos por sobregiro.

2. Asegurarte de haber realizado todos los pagos adeudados

¿Pagaste recientemente una factura en línea o con cheque, solo para recibir una segunda factura? Es una experiencia tan común como frustrante. Cuando vayas a corregir el error con la empresa que te factura, es probable que sus registros sean incorrectos.

Tener tus conciliaciones, junto con los estados de cuenta, te muestra todas tus transacciones bancarias, incluidos los pagos de facturas recientes. A través del proceso de conciliación bancaria, es posible detectar un error o tener la seguridad de que, de hecho, pagaste esa factura.

Y una vez que puedas mostrar que tus registros demuestran el pago, habrás ahorrado dinero y la posible molestia de un intento injustificado de cobro de facturas por parte de la empresa.

3. Evitar errores costosos

Aunque no es común, los bancos pueden cometer errores. Pueden registrar transacciones dos veces, registrarlas por un monto incorrecto o incluso no registrarlas en absoluto. También es posible experimentar errores con las empresas con las que haces negocios. Por ejemplo, puedes notar un cargo accidental después de cancelar membresías o suscripciones, lo que puede generar retiros automáticos de tus cuentas bancarias.

Por ejemplo, una tarifa recurrente podría seguir apareciendo en tu estado de cuenta. En otros casos, puede haber errores de entrada en las tiendas que ingresan manualmente su cargo total.

Al revisar tus estados financieros de cerca, detectarás estos errores.

4. Comprender todas tus tarifas bancarias

¿Conoces todas las comisiones por servicios bancarios que pagas? Verificar el saldo de tu extracto bancario te ayudará a comprender las tarifas exactas asociadas con tus cuentas. Es posible que puedas aprovechar este conocimiento para negociar mejores tasas con tu banco.

5. Detectar fraudes y robos de identidad más rápidamente

Desafortunadamente, millones de personas son víctimas de fraude cada año. La conciliación regular de tus extractos bancarios te ayudará a detectar cualquier cargo fraudulento. Los ladrones generalmente cobran una pequeña cantidad de débito para probar, así que busca cargos no identificados de unos pocos dólares. Detectar esto temprano puede evitar que enfrentes pérdidas más significativas en el futuro.

Incluso si el cargo inicial es grande, detectarlo ayuda a evitar daños mayores, ya que permite que el banco o la compañía de tarjetas de crédito detengan futuros cargos fraudulentos.

¿Por qué es importante conciliar tus extractos bancarios?

Acerca de Remitly

Remitly hace que las transferencias de dinero internacionales sean más rápidas, fáciles, transparentes y económicas. Más de 5 millones de personas en todo el mundo utilizan nuestra aplicación móvil confiable y fácil de usar.

Descarga la aplicación hoy y te mostraremos cómo empezar.

Otras lecturas

Esta publicación se proporciona únicamente con fines de información general y no pretende abarcar todos los aspectos de todos los temas tratados en ella. Esta publicación no sustituye a la búsqueda de asesoramiento de un especialista o profesional aplicable. El contenido de esta publicación no constituye un asesoramiento legal, fiscal o de otro tipo por parte de Remitly o de cualquiera de sus filiales y no debe ser considerado como tal. Aunque nos esforzamos por mantener nuestras publicaciones actualizadas y precisas, no podemos afirmar, garantizar o asegurar que el contenido sea preciso, completo o actualizado.