Ya sea que estés pensando en comprar un auto o solicitar una hipoteca, tendrás que contar con un crédito sólido para ser aprobado y obtener una tasa de interés baja. Incluso, si sólo estás buscando trabajo o departamento, tener un perfil de crédito reducido, lo que significa que no tienes un historial crediticio suficiente para generar un puntaje crediticio, puede evitar que superes a los demás solicitantes en el proceso.

Los puntajes de crédito también se utilizan cuando necesitas pedir préstamos por sólo por los bancos. Un puntaje de crédito bajo puede significar que compañías de seguros, proveedores de servicios telefónicos y otras empresas, te cobren tarifas más altas o tarifas adicionales.

Crear un buen puntaje de crédito puede ser un desafío, sobre todo si apenas estás empezando a hacerlo o si tu historial crediticio es mínimo. Desafortunadamente, muchos de nuestros clientes enfrentan este problema cuando se mudan al extranjero para buscar nuevas oportunidades en otro país y necesitan establecerse.

Sin embargo, hay formas en que puedes construir un buen historial de crédito desde cero. Si bien puede ser tardado, tus esfuerzos mostrarán a los bancos, propietarios y potenciales empleadores que eres un buen prospecto.

En primer lugar, es importante conocer  todo lo que puede formar parte de tu puntaje de crédito.

what is credit and how to build credit

¿Qué es el crédito?

El crédito es dinero prestado que debes pagar de vuelta, generalmente con intereses. Si necesitas hacer una compra grande y no tienes dinero en efectivo suficiente, un crédito puede ayudar a lograr tu objetivo y pagar la compra mediante plazos.

Hay dos tipos de crédito: a plazos y rotativo.

Crédito a plazos

El crédito a plazos es un préstamo en la que pagas una cuota cada mes y hay un período de pago establecido al inicio. La mayoría de los préstamos, incluyendo las hipotecas, los préstamos para automóviles, los préstamos estudiantiles y los préstamos personales, son ejemplos de crédito a plazos.

Crédito rotativo

El crédito rotativo te permite usar una línea de crédito hasta cierto límite, pagarla y volver a usarla. Normalmente hay un pago mensual mínimo, pero no hay un plazo de pago establecido. Las tarjetas de crédito, las líneas de crédito con garantía hipotecaria y las líneas de crédito personales son formas de crédito rotativo o renovable.

A medida que utilizas crédito a plazos o rotativo de manera frecuente y responsable, vas estableciendo un historial de crédito, que queda registrado en tus reportes de crédito. Tu puntaje crediticio es una representación numérica de ese historial y le brinda a los posibles acreedores una idea de qué tan responsable eres cuando usas crédito.

La diferencia entre el puntaje crediticio y los reportes de crédito

Por lo general, hay tres oficinas de crédito en los Estados Unidos que emiten reportes de crédito: Experian, Equifax y TransUnion.

Cuando obtienes un préstamo o utilizas tu tarjeta de crédito, la compañía que emitió el crédito generalmente informa la actividad de tu cuenta a cada una de estas tres agencias de crédito, quienes luego organizan esos datos en tu informe de crédito.

Las compañías de calificación crediticia, como FICO y VantageScore, utilizan complejos modelos de calificación utilizando la información en sus informes de crédito y le otorgan un puntaje crediticio basado en esa información.

Los puntajes de crédito FICO y VantageScore varían en una escala de 300 a 850. Sin embargo, el 90% de los principales proveedores de crédito en los Estados Unidos utilizan el puntaje FICO, por lo que generalmente es el que vas a querer conocer.

El puntaje VantageScore, que se usa por muchos servicios gratuitos de monitoreo de crédito, utiliza los mismos factores que FICO en sus cálculos. Por lo tanto, ambos puntajes son muy similiares.

Para resumir, tus informes de crédito muestran tu historial de crédito real, mientras que tu puntaje de crédito es una representación de la información que se encuentra en cada informe.

¿Qué se considera un buen puntaje de crédito?

Cuando solicites un préstamo o una tarjeta de crédito, comúnmente notarás que una compañía de crédito muestra un rango de tasas de interés. Esto quiere decir que la tasa que puedes obtener depende de tu solvencia crediticia, que incluye qué tan bueno es tu puntaje crediticio.

Según la fuente, podrás ver diferentes rangos de puntaje de crédito. Eso se debe a que diferentes compañías tienen varias interpretaciones de lo que consideran un buen crédito.

Según FICO, esta te puede dar una buena idea de cómo son los rangos:

  • Excepcional: 800 a 850
  • Muy bueno: 740 a 799
  • Bueno: 670 a 739
  • Intermedio: de 580 a 669
  • Pobre: ​​300 a 579

Puedes tomar en cuenta que el puntaje promedio de crédito FICO en los Estados Unidos es de 700.

¿Cómo se calcula un puntaje de crédito?

Tu puntaje de crédito se calcula considerando cinco factores, y algunos tienen más peso que otros. VantageScore y FICO consideran los factores de manera diferente, pero ambos toman lo siguiente en consideración:

1. Tu historial de pagos

Tu historial de pagos constituye el 35% de tu puntaje de crédito FICO, por lo que es el factor más importante de tu historial de crédito. Básicamente, esto indica si has realizado tus pagos a tiempo.

Si siempre pagas a tiempo, tu puntaje de crédito lo reflejará positivamente. Pero si realizas pagos atrasados ​​o permites que tus cuentas se vuelvan morosas, tanto tu historial de pagos como tu puntaje crediticio sufrirán.

2. Cuánto debes

Si en el futuro deseas pedir dinero prestado, pero ya tiene muchas deudas, los prestamistas pueden negar tu solicitud.

Lo mismo ocurre si tienes un saldo alto en una o más de tus tarjetas de crédito. De hecho, hay un factor llamado relación de utilización de crédito, que los modelos de calificación crediticia utilizan para determinar si el saldo de tu tarjeta de crédito es demasiado alto.

Si tu utilización de crédito es simplemente tu saldo dividido por tu límite de crédito. Entonces, si tienes un saldo de $2,000 en una tarjeta de crédito con un límite de $5,000 tu índice de utilización de crédito es del 40%.

Para mejorar tu crédito, procura mantener tu índice de utilización de crédito lo más bajo posible, preferiblemente en un sólo dígito. Esto puede ser difícil al principio si tienes un límite de crédito bajo, pero con el tiempo será más fácil cuando califiques para mejores tarjetas de crédito con límites más altos.

Este factor constituye el 30% de tu puntaje de crédito FICO.

3. Antigüedad del historial de crédito

Esencialmente, esto representa cuánto tiempo has estado usando el crédito. Como apenas estás comenzando, construir esta parte tomará tiempo y paciencia. Pero la buena noticia es que representa solo el 15% de su puntaje crediticio FICO, por lo que no va a contribuir ni a dañar significativamente tu crédito.

Además de considerar tu cuenta de crédito más antigua, otra figura que utilizan los modelos de cálculo d puntaje de crédito es la duración del crédito. El historial se calcula a través de la edad promedio de cuentas. Por ejemplo, si abres una nueva cuenta de tarjeta de crédito hoy, la edad promedio de  tus cuentas es de un mes.

Sin embargo, con el tiempo ese promedio crecerá. Una vez que solicites otra tarjeta o un préstamo, el promedio incluirá la edad de ambas cuentas, lo que hará que baje.

Como resultado, es mejor evitar abrir nuevas cuentas de crédito a menos que sea necesario. De lo contrario, podrías reducir la edad promedio de tus cuentas y dañar tu puntaje de crédito.

4. Combinación de créditos

A las compañías crediticias les gusta ver que eres capaz de administrar múltiples tipos de crédito. Por ejemplo, tener una tarjeta de crédito, un préstamo para automóvil y una hipoteca es mejor que tener sólo uno de estos.

Sin embargo, este factor sólo constituye el 10% de tu puntaje FICO, así que no salgas a conseguir múltiples préstamos sólo para aumentar tu puntaje crediticio. Lo mejor es trabajar en esto a medida de que pasa el tiempo ya que naturalmente irás necesitando diferentes tipos de préstamos.

5. Créditos nuevos

Este factor le informa a las compañías la frecuencia con la que has solicitado crédito recientemente y se basa en la cantidad de consultas “duras” que tienen tus informes de crédito. Cuando solicitas un crédito, se realiza una investigación detallada y una compañía verifica tu puntaje.

Eso significa que verificar tu propia calificación de crédito o que potenciales caseros o empleadores revisen tu historial, no afectará negativamente tu puntaje de crédito. Lo mismo ocurre si una compañía verifica tu crédito para enviarte una oferta de aprobación previa. Este tipo de consultas se llaman consultas “blandas”.

Las consultas “duras” permanecen en tu informe de crédito por 24 meses, y su impacto constituye el 10% de tu puntaje de crédito FICO.

ways to build exceptional credit

5 maneras de crear un historial de crédito excepcional

Ahora que sabes lo que constituye tu puntaje de crédito, es más fácil saber lo que necesita hacer para dar el siguiente paso y establecer buenos hábitos de crédito. Aquí hay algunas cosas que puedes seguir para lograr ese objetivo.

1. Accede al crédito

No es fácil obtener la aprobación para una cuenta de crédito sin un historial crediticio, pero no es imposible. Aquí hay algunas opciones a considerar:

Tarjetas de crédito estudiantiles: Si eres estudiante universitario, una tarjeta de crédito estudiantil es una excelente manera de comenzar a generar crédito. Estas tarjetas no están aseguradas, lo que significa que no necesitas un depósito de seguridad para ser aprobado. Además, algunas ofrecen recompensas cada vez que utilizas la tarjeta.

Tarjetas de crédito seguras: Si no eres estudiante universitario o no puedes obtener aprobación para una tarjeta de crédito estudiantil, una tarjeta de crédito asegurada es una buena alternativa. El principal inconveniente de estas tarjetas de crédito es que, para ser aprobado.requieren un depósito de seguridad que por lo general es del mismo monto al límite de crédito. En todo lo demás funcionan de la misma manera que las tarjetas de crédito convencionales.

Ser Usuario Autorizado: Si estás buscando construir crédito rápidamente o no quieres una tarjeta de crédito propia, considera pedir a un familiar de confianza que te agregue como usuario autorizado en una de sus tarjetas de crédito.

Como usuario autorizado, obtendrás una tarjeta adjunta a su cuenta y todo el historial de la cuenta se agregará a tu informe de crédito. Sin embargo, no serás legalmente responsable de realizar pagos. Esta es solo una buena idea si su familiar tiene un historial de pago perfecto en la cuenta y mantiene su saldo relativamente bajo.

Préstamo de crédito a generar: Si deseas evitar tarjetas de crédito por completo, algunas compañías ofrecen lo que se llama un préstamo de crédito a generar para ayudar a establecer un historial de crédito. La diferencia entre este tipo de préstamo y, por ejemplo, un préstamo personal o de automóvil, es que no obtienes ningún dinero cuando se aprueba el préstamo.

En cambio, la compañía colocará los fondos del préstamo en una cuenta de ahorros o certificado de depósito. Una vez que hayas terminado de realizar los pagos con intereses, recibirás el monto del préstamo.

Es importante tener en cuenta que los pagos de tu alquiler y servicios públicos generalmente no te ayudan a mejorar tu crédito. Sin embargo, si dejas de hacerlos, el propietario o la empresa de servicios públicos podría enviar tu cuenta a cobros, lo que dañará tu puntaje crediticio.

2. Haz los pagos a tiempo

Cada vez que obtengas una tarjeta de crédito o préstamo de crédito a generar, es importante que realices pagos puntuales todos los meses.

Para facilitar las cosas, considera configurar pagos automáticos para que salgan de tu cuenta de cheques. Así, no necesitas recordar hacer pagos cada mes. La único que tendrás que asegurarte es de siempre tener suficiente dinero en efectivo en tu cuenta corriente para evitar un pago invalido.

Y si tienes una tarjeta de crédito, asegúrate de pagar tu saldo completo cada mes antes de la fecha de vencimiento. en lugar de sólo cumplir con el pago mínimo. De esta forma, puedes generar crédito sin tener que pagar intereses.

3. Mantén saldos bajos en tus tarjetas de crédito

Si decides obtener una tarjeta de crédito, al principio procura utilizarla de manera responsable y con moderación. Por lo general, tendrás un límite de crédito bajo, posiblemente unos cuantos cientos de dólares, por lo que querrás mantener tu índice de utilización del crédito en un nivel razonable.

Sin embargo, con el tiempo, puedes solicitar un aumento en tu línea de crédito o obtener una aprobación para una tarjeta de crédito que ofrece un límite superior.

4. Accede a tus puntajes crediticios

Mientras desarrollas tu crédito, es crucial saber en dónde te encuentras. Si tienes una tarjeta de crédito, la compañía que emitió la tarjeta  puede ofrecerte acceso gratuito a tu puntaje de crédito FICO. También puedes obtener acceso desde Discover Credit Scorecard.

Además puedes acceder a tu VantageScore a través de sitios gratuitos como Credit Karma y Credit Sesame.

Una vez que tengas acceso, puedes seguir periódicamente tu puntaje. Estos servicios también suelen mostrarte si algo perjudica tu puntaje y cómo afrontarlo.

También ten en cuenta que estos servicios de control de crédito podrían no tener un puntaje registrado para ti. Sin embargo, una vez que hayas usado el crédito durante algunos meses, vuelva a consultar.

5. Sé paciente

No hay manera de establecer un historial crediticio excepcional de la noche a la mañana. Incluso si obtienes algunas cuentas de crédito diferentes para comenzar a generar crédito, tomarás tiempo desarrollar conductas correctas y demostrar eres un usuario de crédito responsable y constante.

A medida que sigas estos pasos, comenzarás a desarrollar un buen historial de crédito y te establecerás para obtener tasas de interés más bajas y mejores oportunidades para, en el futuro, obtener la casa, departamento o trabajo de tus sueños.

¿Todavía tienes preguntas sobre crédito? Nos encantaría conocerlas. Tenemos un equipo de investigación al que le encantaría ayudarte con recursos. Puedes contactarlos por correo electrónico a newproducts@remitly.com.