Si eres alguien que tiene un presupuesto ajustado, probablemente te preguntes cómo puedes encontrar maneras de ahorrar un poco de dinero. Aunque no estamos diciendo que sea fácil, ¡es posible!

Además, te sentirás mejor sabiendo que apartas algo de dinero en caso de emergencias inesperadas o para eventos próximos como las vacaciones. 

Hemos creado esta guía especialmente para los inmigrantes que están trabajando para establecerse en sus nuevos países.

Echemos un vistazo algunas formas simples de empezar a ahorrar, incluso con un presupuesto pequeño. Luego, te mostraremos a algunos factores que pueden dificultar el ahorro de dinero.

Cómo ahorrar dinero con un presupuesto ajustado

1. Mantener un registro de tus gastos

El primer paso para ahorrar dinero es observar a dónde va tu dinero. Freedman dice que es fácil perder la pista de tus finanzas. Te sorprendería ver cómo pequeñas cantidades de dinero pueden escaparse. Incluso unos pocos dólares aquí y allá pueden realmente hacer la diferencia.

Mantener un registro de tus gastos es tan simple como guardar todos tus recibos y anotar cada una de tus compras. Incluso ese café de 99 centavos que te dieron mientras llenabas el tanque de gasolina cuenta.

Una vez que empieces a registrar todas sus compras, haz un inventario. Tal vez sea cuestión de recortar un poco. O tal vez estás gastando más en ciertas categorías de lo que te das cuenta, y es hora de ser más cuidadoso.

Freedman sugiere mantener un recordatorio visual de una meta financiera para la que quieres ahorrar,  como pueden ser unas vacaciones o un coche nuevo. De esa manera recordarás que el dinero que gastas ahora es dinero que no puedes ahorrar hacía esa meta.

2. Encontrar un sistema de apoyo

Navegar la realidad de estar en un nuevo país ya es bastante difícil sin tener que preocuparse por el dinero. Por eso, encontrar personas que puedan apoyarte y ayudar a hacerte responsable te motivará para ahorrar.       

«A menudo pasamos por alto lo poderosa que puede ser la influencia positiva de un amigo o un miembro de la familia,» dice Henderson. «Para la mayoría de los inmigrantes, la familia es una gran parte de por qué deciden venir a los Estados Unidos y usar esa conexión para el bien es poderoso.»

Para buscar un sistema de apoyo, empieza a contarle a tu familia y amigos lo que estás tratando de lograr. Incluso puedes pedirles que te pregunten periódicamente para ver cómo tu meta va progresando.

3. Crear un pequeño desafío de ahorro semanal

Empezar con un gran objetivo de ahorro es genial, pero también te puede hacer sentir abrumado y podrías abandonar tu objetivo por completo.

Es preferible empezar con algo pequeño, tanto en la cantidad de dólares como en la línea de tiempo. Un desafío semanal te permite ver tus hábitos financieros a corto plazo. También te permite ver los efectos de los cambios en tus hábitos. Luego, a medida que vayas avanzando, puedes aumentar tu desafío..

Por ejemplo, empieza a ahorrar 1$ y ponlo en un sobre, luego aumenta esa cantidad a 2$ la semana siguiente. Sigue aumentando esa cantidad hasta que llegues al número que te resulte cómodo ahorrar cada semana.

Ver cómo esta cantidad suma—no importa cuán pequeña sea—es prueba de que tienes lo necesario para ahorrar.

4. Aprovechar la despensa

La mayoría de la gente tiene artículos en su nevera o despensa que no saben que están ahí. Desafíate a ti mismo a usar todo lo que hay en tus armarios, nevera y congelador antes de ir a la tienda.

Freedman ha logrado cumplir este desafío con mucho éxito, aunque algunas noches ha comido extrañas combinaciones de alimentos.

«Pero no importa, te alimentarán y será una noche más sin tener que ir de compras,» dice.

Toma el dinero que ahorras de tu presupuesto de compras y mételo en una cuenta de ahorros separada.

5. Usar una herramienta para presupuestos

Hay un montón de herramientas gratuitas disponibles para ayudarte a llevar un registro de tu dinero y presupuestar. De esa manera, puedes mantenerte al tanto de tus finanzas y guardar dinero para ahorrar. Las aplicaciones bancarias también incluyen herramientas de presupuesto en estos días.

Henderson sugiere hacer una búsqueda en línea y probar algunas de estas herramientas antes de decidirse por tu favorita.

dinero movil

6. Usar dinero en efectivo

El uso de dinero en efectivo te permite ver adónde va tu dinero físicamente. Además, no puedes gastar más de lo que tienes, a diferencia de lo que ocurre con las tarjetas de crédito o de débito (si el sobregiro es una opción en tu banco).

Usar el dinero en efectivo también te ayudará a ser más consciente de cuándo y dónde gastas el dinero.

A algunas personas les gusta categorizar sus gastos colocando varias cantidades de dinero en sobres presupuestarios. Por ejemplo, tienes 100 dólares reservados para comestibles, y colocas esa cantidad en un sobre. Una vez que ese dinero se ha ido, se ha ido.

7. Examinar tus gastos mayores

Aunque es genial recortar gastos en todas las áreas de tu presupuesto, reducir los gastos más grandes puede ayudarte a ahorrar dinero más rápido.

Echa un vistazo a los gastos más grandes de la mayoría de las personas, como la vivienda, la comida y el transporte. ¿Puedes negociar tu alquiler o encontrar un lugar menos caro para vivir? ¿O puedes reducir las ocasiones que comes fuera de casa durante las próximas semanas?

Algunas sugerencias sobre cómo puedes reducir tus gastos mayores incluyen:

  • Negociar una tarifa más baja en tu plan de seguro de coche o de alquiler;
  • Cambiar de compañía de telefonía móvil o cambiar de plan (a menos datos, por ejemplo); y
  • Negociar una renta más baja si ofreces hacer algunas reparaciones en la propiedad del dueño.

Si eres capaz de lograr un recorte, toma lo que habrías gastado y guárdalo directamente en tus ahorros.

8. Vender cosas que no usas

Mira a tu alrededor para ver qué artículos no se están usando que tengan algún valor. Puedes tomar las ganancias de lo que vendes y usarlas para abrir tu cuenta de ahorros.

Reúne los artículos y comienza a buscar sitios web, aplicaciones o tiendas locales que puedan pagarte por ellos. eBay es un ejemplo popular.

Los artículos más populares incluyen libros, electrónica e incluso ciertas marcas de ropa. La cantidad que obtendrás dependerá de la demanda del artículo y de su estado.

9. Hacer que la comparación de compras sea convierta en un hábito

Te sorprendería saber cuántas tiendas tienen precios diferentes para los mismos artículos, en línea y en tu área local. Antes de comprar, tómate un tiempo para mirar en línea para ver dónde puedes conseguir la mejor oferta.

También hay extensiones y aplicaciones del navegador que buscan cupones y hacen la comparación comprando por ti, lo cual ayuda cuando tienes poco tiempo. Inbotta es una de estas aplicaciones.

10. Invertir en ti mismo

Aprender sobre las finanzas personales y las formas de aumentar tus habilidades de comercialización le ayudará en todas las áreas de tu vida. Tal vez ese libro que recogiste en la biblioteca puede enseñarte a negociar un salario más alto, ayudando a dar un respiro a tu ajustado presupuesto.

Incluso aprender más sobre cocina puede ahorrarte dinero para comer fuera. Recuerda hacer de ti mismo y de tu futuro una prioridad.

Ahorrar dinero para la Navidad

A pocas semanas de que la temporada de vacaciones esté en pleno apogeo, puede parecer imposible ahorrar dinero para regalos sin endeudarse. Sin embargo, si tomas algunos de los pasos anteriores y empiezas a aplicarlos ahora, te sorprendería la cantidad de dinero que puedes ahorrar.

Aquí hay otras formas de costear la próxima temporada de fiestas:

  1. Compra en tiendas de dólar – Puedes encontrar papel de regalo y decoraciones decentes, dejándote más dinero para comprar regalos o alimentos para tus comidas de Navidad.
  2. Comprar menos regalos – es natural querer ir a todo dar, pero los amigos y la familia entenderán si no puedes permitirtelo. En lugar de eso, cíñete a una lista más pequeña como la de tu familia inmediata y encuentra una alternativa, como organizar una comida para los demás.
  3. Recortar gastos temporalmente – Una vez que has rastreado tus gastos, es fácil ver si hay formas de hacer recortes durante unas semanas. Recuerda que es sólo por unas semanas y que las cosas pueden volver a la normalidad una vez que la temporada de vacaciones haya terminado. Por ejemplo, tal vez puedas tomar el transporte público en lugar de conducir tu auto y usar lo que ahorres en gasolina para hacer regalos.
  4. Buscar regalos más baratos – Lo que cuenta es la intención, no el regalo en sí. Quizás seas un gran cocinero – considera hacer galletas o crear un libro de recetas. Pequeños artículos como fotos enmarcadas pueden ser regalos muy satisfactorios.
  5. Ahorrar dinero en tarifas y tasas – Investiga los tipos de cambio y envía dinero a casa cuando las tasas sean mejores. Pruebe una aplicación de transferencia de dinero como Remitly para obtener tarifas más bajas en las transferencias que las que normalmente se aplican en un banco o agente.

Por qué es tan difícil ahorrar dinero

Si tienes un ingreso bastante bajo, es comprensible que ahorrar dinero se sienta imposible. Tus opciones de trabajo pueden ser limitadas por ahora, ya que te estás estableciendo en un nuevo país. No sólo eso, sino que tienes que averiguar cómo manejar tus ingresos para poder pagar las necesidades básicas.

Donna Freedman, periodista financiera y autora de Living Large on Small Change, for the Short Term or the Long Haul, sugiere que luchar con los asuntos cotidianos hace difícil planificar el futuro.

«Cuando vives con apenas lo suficiente para cubrir tus necesidades, puede parecer que pasas todo el tiempo apagando los incendios de cada día», dice. «No sientes que tienes dinero ‘extra,’ así que no sientes que puedes ahorrar para emergencias y es muy estresante vivir de esta manera.»

Incluso si ganas más que suficiente para cubrir las facturas (es decir, los ingresos no son la causa por la que no puedas ahorrar), tu presupuesto puede ser ajustado. Por ejemplo, debido a que quieres ayudar a tus seres queridos, envías una gran parte de tu sueldo a casa.

Scott Henderson, un consejero financiero acreditado, dice que la forma en que te criaron también puede afectar la forma en que ves los ahorros.

«Si te criaste en otra parte del mundo donde no se acostumbra ahorrar dinero, puede ser difícil empezar a ahorrar, especialmente si ninguno de tus amigos o familiares suelen ahorrar,» dice. «Basado en mi experiencia trabajando con muchos individuos y familias, esto puede ser un gran desafío.»

Cualquiera que sea tu situación, es importante saber en qué situación financiera te encuentras. A continuación te decimos cómo puedes hacerlo.

Tú puedes lograrlo

Ahorrar dinero con un presupuesto ajustado puede ser un reto, pero con un poco de creatividad se puede lograr. Empieza con la lista anterior y recuerda que estás invirtiendo en tu salud financiera. 

Cuando veas que tus ahorros crecen de unos pocos dólares a unos cuantos cientos, no olvides darte una palmadita en la espalda por todo el trabajo duro que te costó llegar hasta allí.

Acerca de Remitly

Con la aplicación Remitly, puedes enviar dinero en minutos a un banco o lugar de retiro de efectivo en el extranjero y realizar un seguimiento de tu transferencia en cada paso del camino.

Espera excelentes tarifas y seguridad de primer nivel.

Obten más información en Remitly.com o descarga la aplicación hoy.

 

 

 

 

 

This publication is provided for general information purposes only and is not intended to cover all aspects of the topics discussed herein. This publication is not a substitute for seeking advice from an applicable specialist or professional. The content in this publication does not constitute legal, tax, or other professional advice from Remitly or any of its affiliates and should not be relied upon as such. While we strive to keep our posts up to date and accurate, we cannot represent, warrant or otherwise guarantee that the content is accurate, complete or up to date.

Publicaciones relacionadas