El año pasado, Remitly lanzó su servicio en el Reino Unido y nos complace anunciar que ahora nos hemos expandido a otros países de envío en Europa.

Remitly ahora está disponible en Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Irlanda, Italia, los Países Bajos, Noruega, España, Suecia y el Reino Unido. Fuera de Europa, Remitly también está disponible para clientes en Australia, Canadá y los Estados Unidos.

Los clientes en estos países europeos ahora pueden usar la aplicación confiable y fácil de usar de Remitly que convierte  el proceso de envío de dinero en algo rápido, fácil, transparente y menos costoso al eliminar los formularios, códigos, agentes, tiempo extra y tarifas típicas del  proceso anticuado y tradicional de transferencia de dinero.

«En un año, nos hemos expandido de tres países de envío a 15, que representan más de $121 mil millones en flujos de remesas al año. Esta expansión trae el producto y la tecnología de primera clase de Remitly a aún más comunidades de inmigrantes con la necesidad de enviar dinero a sus seres queridos de vuelta a casa,» dijo Karim Meghji, Director de Producto de Remitly.

La compañía se asoció con la plataforma de procesamiento de pagos, Stripe, para ayudar a procesar transacciones en varias divisas europeas para así minimizar la fricción del cliente. Esta sociedad también le permite a Remitly expandir rápidamente los mecanismos de pago a nivel mundial y más allá de Europa.

La red global de socios de Remitly acepta transferencias de dinero en cuentas bancarias, entrega a domicilio o retiro de efectivo, para ayudar a que los envíos lleguen a los destinatarios en cualquier lugar donde vivan, desde las grandes ciudades a las áreas rurales más remotas de todo el mundo. A partir de hoy, las comunidades de inmigrantes en Europa pueden ayudar a sus seres queridos en casa.

Un repaso general del mercado de remesas de Europa

Se estima que 150 millones de personas en todo el mundo se benefician de las remesas que se originan en Europa. Aunque alrededor de un tercio de las remesas se mantienen en 19 países de Europa, las otras dos terceras partes de las remesas se envían a familias de más de 50 países en desarrollo de todo el mundo.

Europa tiene solo 10% de la población mundial, pero tiene el 20% de todos los trabajadores migrantes en el mundo. Es por esto que Europa representa el punto de origen de 25% de todas las remesas en todo el mundo, según un informe del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola.

Las remesas enviadas de un individuo a otro en Europa se estancaron en el período comprendido entre 2009 y 2013, pero aumentaron en 2014 al alcanzar $40.8 mil millones  y experimentaron un aumento aún mayor en 2016, con $43.8 mil millones enviados al exterior desde países europeos. Las remesas que fluyen hacia Europa y Asia Central aumentaron de $25 mil millones en 2007 a $42 mil 900 millones en 2016 y hasta $48 mil millones en 2017.

Una de las principales razones del aumento general de las remesas es que la crisis económica mundial ha obligado a muchos trabajadores a buscar ingresos más estables y mejores en el gran continente europeo. El euro y el rublo se han apreciado frente al dólar estadounidense, lo que hace que permanecer en el área europea sea más atractivo que viajar hasta los Estados Unidos para buscar empleo e ingresos estables.

Algunos de los principales países que reciben remesas de Europa son Nigeria, Filipinas, India, Vietnam y Pakistán. A tener en cuenta, Irlanda, Suecia, los Países Bajos, Austria y Bélgica envían cada año al menos $100 millones a Nigeria, con Irlanda enviando $433 millones en 2016.

Italia también es un importante emisor de remesas a Nigeria, con casi mil millones de dólares enviados sólo en el año de 2016. Los países más pequeños, como Dinamarca, Finlandia y Noruega, envían una gran parte de sus remesas a Asia y Medio Oriente además de Nigeria.

Perú, Ecuador, Brasil y Colombia también son grandes receptores de remesas europeas de países como Italia y España, que envían millones de dólares en remesas cada año a países sudamericanos. Cabe destacar que España envió aproximadamente $992 millones a Ecuador en 2016, convirtiéndose en el segundo monto más elevado de remesas recibidas por Ecuador.

A partir de 2016, Alemania se desempeña como uno de los mayores países emisores en Europa para las comunidades en el extranjero, enviando más de $645 millones a Vietnam y así conviertiéndose en uno de los cinco países principales que envían remesas a Vietnam. Alemania también envió $640 millones a Nigeria y $302 millones a la India en 2016, convirtiendo al país en un jugador importante en el mercado de remesas de cada país.

Los países europeos han hecho una gran diferencia en el mercado mundial de remesas, y Remitly está orgulloso de poder ayudar a las personas a enviar dinero a sus seres queridos desde países de toda Europa.

¡Envía dinero al exterior desde Europa hoy!