Cómo declarar impuestos en Australia

Aprender a declarar tus impuestos puede no ser el aspecto más emocionante de mudarte a Australia, pero ciertamente es importante si vas a trabajar en ese país. Esta guía te mostrará los aspectos esenciales, desde quién deben presentar una declaración de impuestos en Australia hasta cómo funciona todo el proceso. Comencemos.

¿Quién debe declarar impuestos en Australia?

Si vives en Australia y tu ingreso es mayor al umbral libre de impuestos – que al momento de escribir estas líneas es de $18200 – entonces normalmente tendrás que presentar una declaración de impuestos. Este es el caso, aún si tu empleador retiene automáticamente el pago de los impuestos a la renta de tu salario en el transcurso del año, como es la norma.

Si tu ingreso es menor al umbral libre de impuestos y tu empleador no retuvo el pago de los impuestos de tu salario, entonces generalmente no tendrás que presentar una declaración de impuestos. En su lugar, deberías informar sobre esto a la Oficina de Impuestos de Australia (ATO por sus siglas en inglés) presentando lo que se conoce como un “aviso de no presentación”

Esto puede hacerse rápidamente creando una cuenta myGov y vinculándola con el sitio de la ATO (un proceso en el que profundizaremos más adelante en esta guía). Después, solo tienes que seleccionar  “aviso de no presentación” en el sitio de la ATO. Alternativamente, puedes descargar un PDF del formulario y enviarlo por correo. De cualquier manera, enviar el aviso de no presentación te asegura que la ATO no te reprenderá por no haber declarado tus impuestos.

¿Cuándo debe presentarse la declaración de impuestos?

El año financiero australiano va desde el 1° de julio al 30 de junio. Después de eso, tendrás hasta el 31 de octubre para presentar tu declaración de impuestos de ese año. Eso si presentas la declaración de impuestos tú mismo. Si realizas la declaración a través de un contador especialmente calificado, conocido como agente fiscal, puedes ser elegible para una extensión de la fecha límite, que puede ser tan lejana como el año siguiente. Sin embargo, para calificar para esta extensión deberás haberte registrado como cliente del contador antes del 31 de octubre.

Es buena idea solicitar tu número de declaración de impuestos (TFN por sus siglas en inglés) mucho antes de la fecha límite para la declaración. Tu TFN es un número único que te identifica dentro del sistema fiscal australiano y tener uno asegura que se te cobre la cantidad correcta de impuestos. Los migrantes en Australia que tienen una visa de trabajo válida puede solicitar su TFN aquí. Deberías recibir tu TFN en un plazo de 28 días.

¿Cómo se puede presentar la declaración de impuestos?

Como se mencionó anteriormente, puedes presentar tu declaración de impuestos a través de una agente fiscal calificado. Si prefieres hacerlo tú mismo, puedes optar por un formulario de declaración de impuestos en papel que puedes descargar aquí. Sin embargo, es considerablemente más fácil hacerlo a través de la herramienta en línea myTax después de julio. Para esa fecha, la ATO ya debería haber recibido de parte de tu empleador toda la información relevante respecto de tus ingresos y pago de impuestos, y debería haberla agregado automáticamente a tu formulario de declaración de impuestos digital.

Para acceder a myTax, primero tendrás que crear una cuenta en myGov y vincularla con la ATO. Tener una cuenta myGoV generalmente es buena idea, ya que te permite acceder a una variedad de servicios gubernamentales en línea.

  1. Ve al sitio myGov y selecciona “Crear una cuenta myGov”. Tendrás que proporcionar una dirección de correo electrónico segura y un número de teléfono móvil australiano para la verificación.
  2. Una vez que has creado tu cuenta myGov, navega a la página “Servicios” Verás una lista de servicios, como el Australian JobSearch y Medicare. Selecciona la Oficina de Impuestos de Australia.
  3. Tendrás que proporcionar cierta información personal, como tu TFN, con fines de verificación. Cuando presentes tu declaración de impuestos por primera vez en Australia, deberás llamar al personal de asistencia de la ATO para recibir un código de verificación para esta etapa del proceso.
  4. Ahora ya habrás vinculado el ATO con tu cuenta myGov.

En este punto, ya tienes todo listo para presentar tu declaración de impuestos en línea a través de myTax en el sitio de ATO. Simplemente seleccionas el enlace “Preparar” para iniciar el proceso, y luego sigue las instrucciones en la pantalla para:

  • Confirmar tu información de contacto.
  • Confirmar la información de ingresos que tu empleador, banco y otros ya han proporcionado a la ATO. Puedes agregar cualquier dato que falte.
  • Solicitar deducción de impuestos, si es posible para ti.

Puedes guardar tu avance en la declaración de impuestos en cualquier momento. Una ve que hayas completado todas las secciones relevantes y estés satisfecho, puedes simplemente hacer clic en “Presentar” para presentar la declaración.

Deducciones

Como dijimos antes, es posible solicitar deducciones de impuestos a través de la herramienta myTax. Pueden ser gastos relacionados con el trabajo, como por ejemplo:

  • Gastos de viaje, como gasolina, alquiler de un coche o costos del transporte compartido, facturas de hotel, facturas de alimentos y bebidas.
  • Ropa específica para la ocupación, como ropa protectora o uniformes.
  • Herramientas y equipamiento, como computadoras, sillas y herramientas eléctricas.

Todos estos gastos deben estar directamente relacionados con la obtención de tus ingresos y debes tener registros, como recibos por ejemplo, para demostrar que se llevaron a cabo. No puedes solicitar deducciones por gastos que tu empleador te haya reembolsado.

Potencialmente también puedes solicitar deducciones por otros gastos, tales como:

  • Regalos y donaciones a organizaciones que han sido designadas como destinatarias de donaciones deducibles. Puedes encontrar una lista de estas organizaciones aquí.
  • El costo de pagar a un agente fiscal para que gestione tus asuntos fiscales.
  • Tus contribuciones personales y voluntarias para tu fondo de jubilación (también conocido como “super”). Tu empleador debe pagar un porcentaje de tu salario a este fondo para tu retiro.

¿Qué sucede después de presentar la declaración de impuestos?

Cualquier declaración presentada en línea normalmente será procesada en un plazo de dos semanas. Cuando esto suceda, recibirás un aviso de evaluación en tu cuenta myGov o a través de tu agente fiscal. En el mismo se indicará si debes realizar un pago de impuestos o si te corresponde un reembolso de impuestos debido a que tu empleador retuvo demasiado dinero de tus ingresos durante el último año financiero.

Más información