Conceptos básicos de envíos de dinero: ¿qué es un código SWIFT?

Para poder transferir dinero correctamente entre diferentes países, necesitarás bastante información. Los códigos SWIFT e IBAN son dos números importantes que necesitarás. En este momento, podrías estarte preguntando qué es un código SWIFT e IBAN. ¿Realmente los necesitas para enviar remesas?

Los términos son simplemente formas abreviadas que los bancos usan para compartir información. Los códigos SWIFT son más usados en todo el mundo. Por otra parte, los IBAN brindan información sobre cuentas bancarias en ciertos países.

Tanto los códigos SWIFT como el sistema IBAN pueden hacer que las transferencias internacionales de dinero sean más eficientes y garantizar que el dinero llegue a la cuenta de tu destinatario. La principal diferencia entre los códigos SWIFT e IBAN es la información que transmiten durante cualquier transacción.

En este artículo, te hablaremos sobre los códigos SWIFT, en qué se diferencian de los IBAN y cuándo debes usarlos.

¿Qué es un código SWIFT y en qué se diferencia del IBAN?

Las transacciones internacionales solían ser difíciles antes de que las redes bancarias introdujeran tanto los códigos SWIFT como los IBAN. Antes no existía un método estándar de identificación de cuentas que todos los países reconocieran. Los números de ruta se usaban para las transferencias de dinero nacionales, pero no para las internacionales.

Eso significaba que la información usada para identificar una cuenta en un país no siempre era reconocida por el país receptor. 

La falta de métodos de identificación estandarizados resultaba en muchos errores. Los pagos le llegaban a la persona equivocada o se retrasaban, mientras los bancos trabajaban para confirmar los detalles sobre dónde debería ir el dinero. Lo peor de todo es que los pagos hasta se perdían, y dependía de los clientes y del banco resolver el problema, si es que se podía.

Los gastos se redujeron y esos problemas llegaron a su fin cuando se introdujeron el código SWIFT en 1973 y el código IBAN en 1997. En la actualidad, ambos métodos siguen desempeñando un papel muy importante en las transferencias internacionales. 

Las diferencias entre el código SWIFT y el IBAN

En pocas palabras, el código SWIFT de un banco identifica un banco específico, mientras que un IBAN identifica la cuenta bancaria del remitente o del destinatario. 

Ambos permiten transferencias rápidas y precisas de fondos al extranjero. No todos los países los usan. Por ejemplo, EE. UU. no usa el sistema IBAN en absoluto. Pero igualmente lo necesitarás si transferirás dinero a un país que sí lo usa. Sigue leyendo para obtener más información sobre cada tipo de código.

International Bank Account Number (número de cuenta bancaria internacional) o IBAN

IBAN es un acrónimo que significa «número de cuenta bancaria internacional». Facilita el proceso de identificación del país de un banco y el titular de la cuenta específica durante la transferencia.

El IBAN también ayuda a los bancos a confirmar que los detalles de una transacción son precisos, dado que el número comienza con un código de país de dos dígitos, seguido de dos números y hasta treinta y cinco caracteres únicos. 

La Organización Internacional para la Normalización (ISO, por sus siglas en inglés) introdujo el IBAN en 1997. Durante mucho tiempo, la ISO ha liderado varios estándares para el sistema bancario mundial. Sin embargo, el Comité Europeo de Normas Bancarias (ECBS), que es el moderno Consejo Europeo de Pagos, planteó sus inquietudes por la flexibilidad de los primeros estándares IBAN. 

En respuesta, la ISO modificó dichos estándares que requerían que los IBAN de cada país tuvieran una cierta longitud. Además, requería el uso de solo letras mayúsculas. 

Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales (SWIFT, por sus siglas en inglés)

SWIFT significa «Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales». Estos códigos también son llamados «códigos SWIFT/BIC», «números BIC» o «códigos de identificación bancaria», términos que se refieren a lo mismo.

La red SWIFT es usada por instituciones financieras de todo el mundo para compartir información e instrucciones de forma segura. El sistema se basa en códigos estandarizados. Cada banco (y, a veces, cada sucursal bancaria) tiene su propio código único de 8 a 11 caracteres.

Desde que se introdujo en 1973, el SWIFT, que es un código alfanumérico, sigue siendo un identificador bancario común para pagos y transferencias internacionales. Este es el formato estándar de cada código:

  • Los primeros cuatro caracteres, los códigos de identificación del banco, consisten de letras.
  • Los siguientes dos caracteres, el código de país, consisten de letras.
  • Los siguientes dos caracteres, el código de ubicación dentro del país, pueden ser letras o números.
  • Los últimos tres caracteres opcionales pueden ser letras o números, y dan detalles sobre el código de sucursal específico.

El uso del sistema SWIFT y los IBAN reducen el riesgo de errores y les permiten a los bancos procesar transferencias internacionales con mucha más rapidez y precisión. 

Puedes encontrar códigos SWIFT iniciando sesión en tu cuenta o comunicándote con tu banco. Los bancos suelen publicar sus códigos en su sitio web, y podrían tener diferentes códigos para diferentes monedas.

¿Necesitas usar un IBAN?

Cuando vas a hacer una transferencia bancaria internacional, tu banco te pedirá detalles sobre el destinatario. Podrían solicitarte el número IBAN del destinatario, que se puede encontrar en un extracto bancario o contactando a tu banco. 

Si haces muchas transferencias bancarias internacionales, es probable que te familiarices con los códigos IBAN porque debes proporcionarlos para hacer la transacción financiera. El sistema IBAN se ha vuelto un estándar internacional, especialmente en los países europeos, el Oriente Medio y el Caribe. 

Sin embargo, los métodos más nuevos, con aplicaciones, para enviar dinero al extranjero no requieren que te sepas el código IBAN o SWIFT en la mayoría de los casos.

¿Necesito un código IBAN o SWIFT para usar Remitly?

Por lo general, no. Remitly ofrece un proceso de transferencias muy sencillo. No tienes que recordar cómo funciona un código SWIFT o ser capaz de encontrarlo rápidamente porque no necesitas ingresarlo. Además, no solemos necesitar un código IBAN para completar tu transacción. 

Te facilitamos el proceso de envío de dinero a tus amigos y familiares a países de todo el mundo, incluyendo Filipinas, México o India.

Esto es lo que debes hacer para empezar:

  1. Los nuevos usuarios deben descargar la aplicación de Remitly y crearse una cuenta. Luego selecciona tu país de destino.
  2. Introduce la cantidad que deseas enviar.
  3. Selecciona tu método de entrega preferido, que variará según tu país, pero puede incluir: depósito bancario, pago en ventanilla, billetera móvil o entrega a domicilio.
  4. Introduce la información de tu destinatario, como tu nombre y dirección. Necesitarás sus datos bancarios si enviarás dinero a su cuenta. Muchos países solo requieren el número de cuenta bancaria del destinatario. Sin embargo, algunos países, como Pakistán, solicitan un IBAN en su lugar. La aplicación de Remitly te pedirá el número adecuado.
  5. También introduce tu información como remitente.
  6. Selecciona tu método de pago e introduce tus datos de pago.

Las transferencias SEPA (zona única de pagos en euros) en la Unión Europea requieren seguridad adicional. Los pagos SEPA requieren un IBAN y un código SWIFT/BIC porque son transferencias Economy de una cuenta bancaria a otra.

Haz mejores transferencias internacionales 

Aunque pueda parecer un detalle insignificante, un código SWIFT es una pieza importante del rompecabezas al momento de transferir dinero. Aunque es bueno saber qué es un código SWIFT, la aplicación de Remitly te ayudará para que no tengas que saberte el código SWIFT para transferir dinero. Puedes estar seguro de que el dinero llegará a su destino de forma segura y rápida.

Remitly está comprometido a hacer que las transferencias internacionales sean más rápidas, seguras y fáciles. Y por supuesto, queremos darte tranquilidad. Más de 3 millones de personas usan la aplicación móvil de Remitly para enviar dinero a sus seres queridos. Descarga nuestra aplicación para empezar.

Lecturas complementarias