10 snacks salados brasileños clásicos realmente deliciosos

Ya sea que estés relajándote en Ipanema con una cerveza en mano o paseando por las calles de São Paulo, estamos seguros de que podrás encontrar muchos snacks variados brasileños.

Si estás de visita en Brasil, sin duda vale la pena conocer el país a través de su gastronomía. O tal vez te mudarás a Brasil o eres un brasileño que emigró recientemente y extraña su casa.

Sigue leyendo para descubrir algunos de los snacks salados más comunes de todo Brasil.

1. Pão de queijo (panecillos brasileños de queso)

Puedes encontrar pão de queijo en cualquier rincón de Brasil. La mayoría de las personas disfrutan de estos pequeños panecillos de queso en cualquier cafetería local junto con un espresso o «cafezinho».

Estos panecillos son preparados con harina de tapioca, por lo que su interior es suave y blando y su exterior crujiente. Aunque, históricamente, el pão de queijo es de Minas Gerais, ahora es un snack que todos los brasileños adoran.

2. Pastéls (pasteles brasileños)

Los pasteles brasileños son una comida callejera común en Brasil. Son pasteles fritos rellenos de sabrosos rellenos como queso, pollo, camarones o palmitos.

Algunos dicen que llegaron a Brasil a través de inmigrantes asiáticos, quienes adaptaron la receta de wontón chino para crear el snack. Todos los brasileños disfrutan de ellos hoy en día, tradicionalmente los domingos en los mercados de agricultores con un vaso de jugo de caña de azúcar o una cerveza fría.

3. Romeu e Julieta (Romeo y Julieta)

Romeo y Julieta son la pareja perfecta, y lo mismo puede decirse de este snack. Romeu e Juileta consiste de rebanadas de pasta de guayaba y un queso blando de Minas Gerais llamado queijo minas.

Este snack típico suele servirse como aperitivo en las fiestas.

4. Coxinha

En Brasil, coxinha es otra comida callejera común. Estas croquetas de pollo crujientes se sirven en todas partes, desde panaderías hasta restaurantes elegantes y desde bares hasta gasolineras. El nombre coxinha se traduce como «muslo pequeño» porque el snack es en forma de muslo o lágrima.

Para prepararlos, se cubre pollo desmenuzado y un queso blando llamado requeijão con una masa creada con caldo de pollo y papas.

Cuenta la leyenda que el plato tiene orígenes reales. En el siglo XIX, uno de los hijos de la princesa Isabel se negó a comer otra cosa que no fueran muslos de pollo hasta que se acabaron un día. Por esta razón, el chef de la familia decidió desmenuzar carne de otras partes del pollo, darle forma de muslo y freírla para engañar al niño. Fue tan bueno que la emperatriz Teresa Cristina ordenó que el snack se sirviera en las cocinas reales de todo Brasil.

5. Pamonha (pamoñas)

Las pamoñas son similares a los tamales mexicanos. Son elaborados de una pasta de maíz rallado y en jugo. La pasta luego se rellena con una variedad de sabores, se envuelve en hojas de maíz y se hierve.

Aunque las pamoñas pueden endulzarse si se le agrega coco a la masa, se suelen rellenar con queso o carnes. Suelen comerse durante las fiestas juninas, que marcan el final de la temporada de cosecha.

6. Tapioca

Naturalmente, sin gluten, tapioca es un snack muy versátil, ya que se puede rellenar con cualquier cosa para crear un panqueque. Se suele encontrar tapioca en los mercados de comida callejera en Brasil, donde los panqueques se preparan a pedido y se rellenan con lo que quieras, desde queso hasta carnes, coco y plátano.

Para hacer la mezcla de tapioca, se humedece el almidón de tapioca con agua y luego se pasa por un colador para crear un polvo fino. Este polvo se coloca directamente en un sartén caliente para formar un panqueque.

7. Bôlo de aipim (pastel de yuca)

Bôlo de aipim es una torta densa hecha con aipim o «yuca» y coco que va muy bien con una taza de café. Bôlo de aipim tiene una consistencia similar a un brownie y no contiene gluten.

Este snack se suele disfrutar en las fiestas de San Antonio, San Pedro y San Juan, dado que a los brasileños les gusta comer un trozo de bôlo de aipim mientras están sentados alrededor de una fogata.

8. Pão de batata (pan de patata)

Pão de batata, pan de batata brasileño, es un snack muy popular que suele servirse con queso Catupiry, un queso tipo «requeijão». Suelen ser redondos y se pueden encontrar en panaderías de todo Brasil.

9. Queijo Minas Frescal

Queijo Minas Frescal es un queso brasileño icónico. Es elaborado a mano con leche de vaca, lo que le da un sabor suave y un poco salado que lo hace perfecto para sándwiches, panqueques y pasteles.

Este queso hasta se puede freír en mantequilla o añadir a ensaladas o verduras.

10. Acarajé (akara)

Originalmente de Bahía en el noreste de Brasil, acarajé es una pequeña bola de masa hecha de alubias black-eyed y fritas en aceite de dende o de palma brasileño.

Luego, la bola de masa se corta por la mitad y se rellena con pimienta, camarón seco y vatapá, una pasta tradicional de pan molido, leche de coco, pimientos y perejil.

Suele encontrarse en los mercados de alimentos callejeros en todo Brasil, pero especialmente en Río de Janeiro y Bahía.

Snacks brasileños

La gastronomía brasileña es rica y variada, por lo que definitivamente vale la pena probar estos snacks tradicionales brasileños. Si alguna vez te encuentras en un bar en Río, pide coxinha. Si tienes la suerte de estar en Brasil durante las fiestas juninas, prueba las pamoñas.

Si estás interesado en aprender de otros platos brasileños, como los cuencos de açaí cubiertos de granola o el Barreado de influencia portuguesa, lee nuestro artículo sobre la gastronomía tradicional brasileña (enlace).

Acerca de Remitly

Remitly hace que las transferencias internacionales de dinero sean más rápidas, más fáciles, más transparentes y más económicas. Nuestra aplicación móvil, fiable y fácil de usar, cuenta con la confianza de más de 5 millones de personas en todo el mundo.

Visita nuestra página principal o descarga nuestra aplicación para más información.

Más información