Guía de reubicación para Francia: 8 cosas que necesitas saber antes de mudarte a Francia

¿Planeas comenzar una nueva vida en Francia? Es probable que estés emocionado sobre la posibilidad de convertirte en residente de uno de los países más icónicos y fascinantes del mundo. Sin embargo, hay algunos aspectos técnicos de la mudanza a tomarse en consideración primero, desde solicitar una visa hasta encontrar un lugar para vivir. Hagamos un análisis más detallado con esta práctica guía de los expertos en Remitly.

1. Solicitar una visa

Si te diriges a Francia desde otro lugar fuera de los Estados Unidos/Espacio Económico Europeo/Suiza, entonces tendrás que solicitar una visa de estancia de larga duración en tu embajada o consulado local de Francia. Este es el caso si te estás reubicando para estudiar o trabajar de tiempo completo, y puedes comenzar el proceso de solicitud en línea en el sitio oficial de gobierno francés.

Aplican diferentes procedimientos y requisitos, dependiendo de tu situación. Normalmente los solicitantes de visas de estancia de larga duración tendrán que enviar documentos que incluyen:

  • Pasaporte válido
  • Comprobante de seguro médico de una compañía aceptada oficialmente
  • Comprobante de que tienes un lugar para vivir (por ejemplo, contrato de alquiler)
  • Comprobante de que puedes sostenerte financieramente por ti mismo, como un estado bancario reciente.

Si estudiarás en Francia, también necesitarás proporcionar tu carta de aceptación de la universidad/instituto educativo. Si irás ahí a trabajar, tu futuro empleador normalmente tendrá que solicitar un permiso de trabajo a las autoridades francesas antes de que puedas solicitar tu visa. 

Cabe señalar que existen distintos tipos de visas de trabajo de estancia de larga duración disponibles, incluyendo “pasaportes de talento” especiales, y puedes averiguar más con nuestra guía específica.

2. Abrir una cuenta bancaria en Francia

Abrir una cuenta bancaria en Francia facilita mucho la vida. Ciertamente puede ser mucho más barato que usar la tarjeta bancaria de tu país de origen para retirar efectivo o hacer pagos. 

Para abrir una cuenta, normalmente tendrás que mostrar documentos que incluyen:

  • Tu pasaporte 
  • Comprobante de domicilio, como una factura de servicios reciente
  • Identificación de estudiante o contrato de trabajo

Toma en cuenta que los documentos podrían necesitar ser traducidos al francés por un traductor aprobado oficialmente. Las buenas noticias son que a menudo tendrás la opción de abrir tu cuenta en línea, aunque algunos prefieren agendar una cita para hacerlo en persona. 

De cualquier modo, es prudente investigar con anticipación y comparar las diferentes cuentas y los servicios que se ofrecen. Puedes aprender más sobre nuestros bancos más recomendados de Francia en esta guía.

3. Atención médica en Francia

Para obtener tu visa de estancia de larga duración, normalmente tendrás que demostrar que tienes un seguro médico de una compañía que opere en Francia. La póliza tendrá que cubrir citas médicas rutinarias y atención de emergencia, por la duración completa del período cubierto por tu visa. Para estar completamente seguro de que tu póliza sea válida para tu visa, vale la pena que te pongas en contacto con tu embajada o consulado local de Francia para revisar lo que se requiere con exactitud.

4. Costo de vida

Reubicarse a otro país puede ser una aventura costosa, y es natural enfocarse en los gastos inmediatos como el precio de la solicitud de visa. Sin embargo, es igual de importante sentar las bases de un futuro financiero saludable en el país. Una buena forma de comenzar es establecer todos los costos esperados para tu nueva vida. De esta forma, puedes elaborar un presupuesto cuidadosamente para lo que está por venir, y no ser tomado desprevenido más adelante.

El costo de vida dependerá mucho del lugar donde vivas. Por ejemplo, París tiende a ser un lugar más costoso para establecerse que en pueblos más pequeños en todo el país. Sea cual sea el lugar al que pretendas ir, estos son algunos factores a tomarse en cuenta para el presupuesto.

  • Tu alquiler
  • Facturas de tu hogar, desde la electricidad hasta el Internet
  • El ‘taxe d’habitation’ (impuesto local), si aplica
  • Gastos por alimentos
  • Costos de transporte
  • Costos de entretenimiento/socialización
  • La cantidad que esperas transferir de regreso a casa para apoyar a familia y amigos

5. Encontrar alojamiento

Podrías tener un trabajo alineado en la mismísima ciudad de las luces, París. Podrías estar completamente listo para establecerte en la metrópolis del buen comer de Lyon, o en la pintoresca ciudad portuaria de Marsella. A donde quiera que te dirijas en Francia, necesitarás enfocarte en encontrar el alojamiento apropiado a su debido tiempo. Por suerte, existen algunos sitios web de propiedades que puedes explorar mucho tiempo antes de que vueles a tu nueva vida en Francia.

Estos te dejarán filtrar tu búsqueda por ubicación (ya sea por ciudad o región más extensa), el tamaño de la propiedad y el factor más importante que es el precio. Si eres estudiante, puedes ver las propiedades ofrecidas por la organización nacional llamada CROUS. Hay un sitio web que te deja explorar el alojamiento universitario disponible. También puedes revisar propiedades de alquiler privadas para estudiantes listadas por compañías especializadas en bienes raíces en línea.

6. Transporte en Francia

Francia se enorgullece de poseer uno de los servicios de transporte público más icónico del mundo: el famoso metro de París. Esta extensa red de vías es bien conocida por su decorado; las entradas estilo Art Nouveau que sirven para transportar a millones de personas por la ciudad capital. Las redes del metro también están disponibles para usarse en otras ciudades como Lyon y Marsella, mientras que los servicios de tranvía se extienden por toda la nación. Moverse entre ciudades es fácil gracias a los trenes TGV de alta velocidad.

Como lo mencionamos anteriormente, es buena idea estimar tus costos de transporte mensuales, debido a que esto también puede ser pasado por alto cuando calculas cuánto planeas gastar.

7. Cosas generales que saber

Dimos una descripción general de las cosas verdaderamente importantes sobre las cuales pensar cuando planees tu mudanza a Francia. Sin embargo, aquí te mostramos algunas cosas adicionales que podrías estar interesado en saber sobre tu futuro hogar.

  • El hogar de la Mona Lisa y de un sinfín de otras obras de arte, el Museo del Louvre en París es el museo más visitado en el mundo
  • Francia tiene 12 zonas horarias separadas, lo cual es más que cualquier otro país del mundo
  • De acuerdo con una ampliamente difundida ley de 1910 (si es que rara vez se aplicó), es técnicamente ilegal besarse en los andenes del tren en Francia.

8. Enviar dinero a casa

En medio de la emoción de establecer un nuevo hogar en Francia, tu mente bien podría estar con tus seres queridos que estás dejando atrás y en la mejor forma de apoyarlos durante tu ausencia. Existen muchas opciones cuando se trata de enviar dinero a las personas que te importan. Los bancos franceses ofrecerán servicios de remesas, y hay compañías de transferencia de dinero con instalaciones tradicionales a las que puedes acceder. 

Sin embargo, al comparar los diferentes métodos, podrías descubrir que las compañías basadas exclusivamente en línea pueden ofrecer tipos de cambio y tarifas competitivas para transferencias internacionales de dinero. Por este motivo, es altamente recomendable que compares precios antes de tomar tu decisión.

¿Listo para comenzar a enviar?

En Remitly, nos enorgullece que millones de personas de todo el mundo usen nuestro sitio web y aplicación para enviar dinero a casa para las personas que aman. Nuestro servicio es rápido, fácil de usar y viene con una estructura de tarifas transparente y tipos de cambio estupendos. Para saber más, puedes visitar nuestra página de inicio. O, simplemente puedes descargar la aplicación y probarla hoy.