¿Quieres saber cómo funcionan los tipos de cambio? Esta guía te ayudará a entenderlos. Remitly los usa todos los días, dado que trabajamos para encontrarles a nuestros clientes las mejores ofertas.

Supongamos que estás pensando en enviar dinero a Filipinas desde EE. UU., ya sea como remesa o regalo o para invertir en el negocio de un amigo. Aunque estés enviando dólares estadounidenses, es probable que tu destinatario quiera recibir  pesos filipinos, la moneda oficial de Filipinas.

Ya sea que uses un banco o un servicio de envío de dinero, es probable que tu dinero se convierta a pesos filipinos mediante un tipo de cambio.

Y no se trata solo de Filipinas. Independientemente del país de destino, enviar dinero al extranjero generalmente implica convertirlo a otra moneda, un proceso que requiere tipos de cambio. ¿Qué es un tipo de cambio y cómo funciona?

Tipos de cambio

¿Qué es un tipo de cambio?

Un tipo de cambio se refiere al valor de una moneda en relación con otra. Por ejemplo, cuántos pesos mexicanos equivalen a un dólar estadounidense.

Un tipo de cambio es cuánto de una moneda se puede comprar con otra. De los tipos de cambio también se habla en el contexto de los viajes al extranjero.

¿Cómo se determinan los tipos de cambio?

El mercado de divisas, también conocido como Forex (abreviatura del término inglés Foreign Exchange) o FX, es el mercado global en el que se intercambian las monedas extranjeras por comercio exterior y negocios.

Usa cotizaciones de precios conocidas como pares de divisas para comparar diferentes monedas, que las instituciones financieras y los comerciantes luego compran y venden. Como es un centro de conversión de divisas, juega un papel sumamente importante en la determinación de los tipos de cambio.

Aquí tienes un ejemplo de cómo se usan los pares de divisas para representar los tipos de cambio:

USD/MXN 22,16

En este ejemplo, «USD» representa el dólar estadounidense como moneda base, la moneda que se vende. La segunda moneda, «MXN», el peso mexicano, se conoce como la moneda cotizada.

El número que sigue indica cuánto de la moneda cotizada (el peso) se necesita para comprar una unidad de la moneda base (el dólar). En este par de divisas, un dólar estadounidense equivale a 22,16 pesos mexicanos.

Tipo de cambio flotante vs. tipo de cambio fijo

Puede que hayas oído hablar de tipos de cambio «flotantes» y «fijos».

Estos términos se refieren a las dos formas en que se determinan los precios de las divisas en todo el mundo.

¿Qué es un tipo de cambio flexible o flotante?

Los tipos de cambio flotantes, también conocidos como tipos de cambio flexibles, son determinados por el mercado de divisas según la oferta y demanda de las monedas. Los tipos de cambio fluctúan a menudo. Si aumenta la demanda de una moneda específica, también aumenta su valor. Por el contrario, si cae la demanda de una moneda, su valor también disminuirá en respuesta.

¿Qué causa exactamente los cambios en la oferta y la demanda de una moneda?

El comercio es un factor importante. Por ejemplo, si un país exporta más de lo que importa, la demanda de sus bienes será mucho mayor y, en consecuencia, también lo será la demanda de su moneda para comprar dichos bienes. Pero la moneda de un país que importa más de lo que exporta no será tan demandada.

La mayoría de los países usan un tipo de cambio flotante, incluyendo EE. UU., Reino Unido, México, Alemania y Japón. Sin embargo, este tipo de cambio tiene más matices.

Por ejemplo, algunos países usan un tipo de cambio flotante administrado (o «flotación sucia»), en el que los tipos de cambio fluctúan según el mercado de divisas, pero pueden verse influidos por el gobierno o el banco central de un país.

Una flotación administrada no es lo mismo que un tipo de cambio fijo (o «flotación limpia»), en el que el valor de una moneda depende únicamente de la oferta y la demanda del mercado. En otras palabras, el gobierno no puede intervenir para cambiar su valor.

¿Qué es un tipo de cambio fijo?

A diferencia de los tipos de cambio flotantes, un tipo de cambio fijo usa un estándar establecido por el gobierno del país para determinar el valor de su moneda. El estándar podría ser la moneda de otro país o un activo ampliamente usado, por ejemplo, petróleo u oro.

En comparación con un tipo de cambio flotante, este tipo de cambio mantiene el valor de una moneda dentro de un cierto rango. Suele usarse para mantener una moneda estable.

Históricamente, gran parte del mundo, incluyendo EE. UU., usó el patrón oro, un sistema de tipo de cambio fijo. Para aplicarlo, los países establecen un precio fijo para el oro, y basan el valor de su moneda en ese precio.

Hoy en día, los sistemas de tipos de cambio fijos no son comunes. Aquellos países que sí lo usan suelen vincular el tipo de cambio al dólar estadounidense. Estos incluyen Belice, Cuba, Qatar, Hong Kong y los Emiratos Árabes Unidos.

¿Por qué muchos países han optado por otros tipos de cambio?

Mantener un tipo de cambio fijo implica retos, como volatilidad extrema y la dependencia de una sola moneda o activo. Por esta razón, algunos países han adoptado ciertos aspectos de tipos de cambio flotantes, lo que ha llevado a la creación de sistemas de tipos de cambio híbridos.

Por ejemplo, Singapur vincula su moneda a lo que se conoce como «cesta de divisas», el promedio ponderado de varias de las divisas de sus principales socios comerciales.

¿Qué es el «tipo de cambio medio»?

También conocido como tipo de cambio interbancario, el tipo de cambio medio es el punto medio entre las tasas de oferta y demanda de una moneda.

O, en términos más simples, el tipo de cambio medio es el promedio entre cuánto dinero los compradores están dispuestos a pagar por una moneda específica y por cuánto dinero los vendedores están dispuestos a venderla.

Dado que este tipo de cambio se ve influenciado por las transacciones en curso en el mercado de divisas, el tipo de cambio medio es el tipo de cambio «real», el que captura el valor real de cuánto vale una moneda.

¿Cuál es mejor: un tipo de cambio «alto» o «bajo»?

Tal vez has escuchado las palabras «alto» y «bajo» para describir los tipos de cambio, probablemente en el contexto de que uno es mejor que el otro.

Pero en realidad, ninguno es intrínsecamente mejor que el otro. Preferir un tipo de cambio alto frente a uno bajo, o viceversa, dependerá de cómo planeas usar una moneda específica.

Al enviar dinero internacionalmente, es mejor un tipo de cambio alto. ¿Por qué? Porque significa que tu dinero equivaldrá a más unidades de otra moneda. De hecho, una moneda que se beneficia de un tipo de cambio alto suele llamarse «fuerte».

Para ilustrar la diferencia entre tipos de cambio altos y bajos, analiza estos dos tipos de cambio hipotéticos del dólar estadounidense a la rupia india.

  • USD/INR 76,970
  • USD/INR 71,671

En el primer ejemplo, un dólar estadounidense equivale a 76,970 rupias indias. Ese es un tipo de cambio alto en comparación con el segundo, en la que un dólar estadounidense equivale a 71,671 rupias indias.

El segundo tipo de cambio se considera bajo, porque el dólar estadounidense no puede comprar tantas rupias indias, cinco menos que con el primer tipo.

Debes evitar los tipos de cambio bajos al enviar dinero al extranjero, porque tu destinatario obtiene menos dinero del que podría haber recibido con un tipo de cambio más alto.

Por esta razón, las personas prefieren tipos de cambio bajos al vender divisas.

¿Con qué frecuencia fluctúan los tipos de cambio?

Dado que los banqueros y comerciantes compran y venden divisas las 24 horas del día, los 7 días de la semana en el mercado de divisas, los tipos de cambio siempre fluctúan. Y no solo lo hacen una vez al día, sino varias veces.

Debido a esto, el valor de una moneda siempre cambia.

¿Cómo se determina un tipo de cambio?

El valor de una moneda y sus tipos de cambio se determinan en función de cuán deseable es mantener esa moneda específica.

No hay un único signo revelador que influya en esta percepción de deseabilidad. De hecho, varios factores reflejan la salud económica de un país. Estos incluyen los siguientes:

  • tasa de interés
  • balanza comercial
  • estabilidad política y económica
  • deuda pública

Tasa de interés

La tasa de interés es la cantidad que cobra una entidad de crédito por pedir dinero prestado, generalmente expresada como un porcentaje. En los Estados Unidos, la Junta de la Reserva Federal se reúne regularmente para discutir las Federal funds rate (tasa de interés de fondos federales), o la tasa de interés usada por los bancos para prestar dinero.

La tasa de interés está conectada a los tipos de cambio y la inflación, tanto así que los bancos centrales influyen en los tipos de cambio, manipulando sus tasas de interés.

Una tasa de interés más alta suele aumentar el tipo de cambio de una moneda porque atrae a inversionistas extranjeros, lo que significa mayores ganancias para cualquier persona que preste dinero.

Lo contrario sucede con las tasas de interés bajas: cuando baja una tasa de interés, también lo hace el tipo de cambio. Sin embargo, la inflación también desempeña un papel. Si un país tiene una tasa de inflación alta, una tasa de interés alta afecta poco el valor de su moneda.

En otras palabras, la tasa de interés no es suficiente, por sí sola, para subir el valor y el tipo de cambio de una moneda.

Balanza comercial (u oferta y demanda)

La balanza comercial es la relación entre las exportaciones e importaciones de un país. Si esta relación es desequilibrada, el tipo de cambio se verá afectado por el impacto del comercio en la oferta y la demanda de una moneda.

Por ejemplo, si un país exporta más de lo que importa, la demanda de sus bienes será mucho mayor. Los hogares que compran bienes importados necesitarán moneda extranjera para pagarlos, así como también cualquier inversionista que quiera invertir en ese país extranjero.

Debido a esto, la demanda de su moneda será mayor. Pero si no hay mucha de la misma en circulación, su valor y tipo de cambio aumentarán.

Pero hay menos demanda de la moneda de un país que importa más de lo que exporta. Debido a que el país no exporta mucho, hay menos demanda de la moneda de ese país, lo que significa que su tipo de cambio también será más bajo.

Por otra parte, si un gobierno imprime su moneda en exceso, tendrá un exceso de oferta. Esto puede provocar inflación y reducir el valor de la moneda y los tipos de cambio de un país.

Estabilidad política y económica

La política y la economía pueden afectar los tipos de cambio de un país. Eventos importantes son fuente de incertidumbre para los inversionistas extranjeros y, a su vez, influyen negativamente en su comportamiento.

Eso es porque los inversionistas quieren sentirse muy seguros respecto a un país, y la inestabilidad política y económica suponen un riesgo.

Pero si un país muestra indicios de crecimiento y estabilidad económica, seguirá siendo una oportunidad de inversión de gran atractivo. Más inversionistas buscarán sus bienes y servicios, aumentando la demanda de su moneda. Como resultado, sus tipos de cambio también aumentarán.

Deuda pública

La magnitud de la deuda de un país también puede influir en el valor y el tipo de cambio de su moneda. Puede que una gran deuda desanime a inversionistas extranjeros, dado que les puede preocupar el hecho de que el gobierno deje de pagar su deuda. Por ende, preferirán invertir en otro país.

Además, debido a que una gran deuda afecta el valor de una moneda, también puede provocar inflación. Como resultado, el tipo de cambio bajará.

Por el contrario, una menor deuda puede hacer que un país sea más atractivo para los inversionistas, especialmente cuando el país también experimenta un crecimiento económico prometedor.

Esto provocará una mayor demanda de su moneda y, como consecuencia, un tipo de cambio más alto.

¿Por qué importan los tipos de cambio al enviar dinero al extranjero?

Cuando envías dinero al extranjero, deseas que la mayor cantidad de dinero posible llegue al país de destino.

Un tipo de cambio bajo significa que tu dinero se convierte en menos unidades de la moneda de otro país y, como resultado, tu destinatario recibe menos dinero que si hubieras transferido tu dinero a un tipo de cambio alto.

Lamentablemente, no es tan fácil obtener el mejor tipo de cambio para una transferencia internacional de dinero.

Esto es porque es difícil encontrar un banco o un servicio de envío de dinero que use el tipo de cambio medio. En su lugar, la mayoría de los proveedores ajustan su tipo de cambio para que esté a su favor, como una especie de «tarifa» por sus servicios.

¿Qué significa esto? Incluso una pequeña diferencia en el tipo de cambio podría significar la pérdida de cientos de dólares, que beneficiará al banco o al servicio de envío de dinero.

Enviar dinero al extranjero de forma asequible y cómoda

Tener una sólida comprensión de los tipos de cambio te permitirá estar mejor preparado para enviar dinero al extranjero. Pero, ¿por dónde empezar?

Considera usar Remitly. Nuestra aplicación te permite enviar dinero a todo el mundo de forma rápida y conveniente. Más importante aún, Remitly usa tipos de cambio justos para que ni tú ni tu destinatario se vean afectados por costosas conversiones monetarias.

Para más información sobre Remitly, lee nuestras preguntas frecuentes. Si ya estás listo para enviar dinero con total tranquilidad, descarga Remitly desde la App Store o  Google Play.

Esta publicación se proporciona únicamente con fines de información general y no pretende abarcar todos los aspectos de todos los temas tratados en ella. Esta publicación no sustituye a la búsqueda de asesoramiento de un especialista o profesional aplicable. El contenido de esta publicación no constituye un asesoramiento legal, fiscal o de otro tipo por parte de Remitly o de cualquiera de sus filiales y no debe ser considerado como tal. Aunque nos esforzamos por mantener nuestras publicaciones actualizadas y precisas, no podemos afirmar, garantizar o asegurar que el contenido sea preciso, completo o actualizado.