Cómo crear contraseñas financieras seguras que nunca vas a olvidar

¿Usas la misma contraseña para tus apps financieras, ya sean de transferencia de dinero, pagos u operaciones bancarias? Si es así, no estás solo. Una contraseña segura es bastante difícil de recordar y tener varias puede ser imposible.

Sin embargo, tener una contraseña segura es esencial para tu seguridad en línea. Más del 65 % de todas las filtraciones de datos en 2019 culminaron en filtraciones de contraseñas. Esa es una estadística que asusta, en cuenta que una contraseña filtrada puede dar lugar al fraude.

Afortunadamente, la autenticación de dos factores (2fA) está ayudando a cambiar esta situación. 

Aun así, es buena idea crear una contraseña fuerte para Remitly. A continuación te explicamos por qué, y cómo. Estos consejos son válidos para cualquier aplicación o sitio web que requiera una contraseña.

El fenómeno de las contraseñas débiles 

Casi siete de cada diez personas admiten que utilizan la misma contraseña en varios sitios y dispositivos. Por su parte, el 13 % dice que utiliza la misma contraseña en todos los sitios donde se requiere contraseña. 

Estas cifras demuestran que, aunque la mayoría de nosotros hemos sido advertidos de los peligros de una contraseña insegura, tendemos a pasarlos por alto en aras de la comodidad.

De hecho, cuando se pide a los usuarios que cambien sus contraseñas por motivos de seguridad, cerca de la mitad sólo cambia un dígito o añade un carácter a su antigua contraseña. 

Por supuesto, todos hemos sido culpables de prácticas de contraseñas poco seguras en algún momento. Sin embargo, cuando se trata de las contraseñas de nuestros servicios financieros, es importante tomar medidas adicionales para garantizar la seguridad.

¿Por qué es importante una contraseña fuerte?

Es muy importante utilizar contraseñas únicas y seguras en todos los lugares en los que se requieren debido a las nuevas tecnologías que los hackers y los ciberdelincuentes tienen a su alcance. Descifrar una contraseña no es cuestión de que alguien sentado en una habitación oscura teclee todas las combinaciones que se le ocurran.

Los expertos afirman que es totalmente factible utilizar un software moderno para probar todas las combinaciones de contraseñas de ocho caracteres en un tiempo relativamente corto. 

Por eso, las nuevas sugerencias recomiendan utilizar doce caracteres en la contraseña, y algunas incluso sugieren 16. 

Añadir un solo carácter aumenta exponencialmente el número de combinaciones posibles, por lo que las contraseñas más largas son las más seguras.

¿Qué hace que una contraseña sea segura?

Las contraseñas pueden ser difíciles de recordar, especialmente cuando una contraseña verdaderamente segura tiende a ser larga y aparentemente aleatoria. 

Los requisitos para tu contraseña de Remitly se alinean con las sugerencias de los expertos, por ejemplo:

  • Al menos una letra mayúscula;
  • Al menos una letra minúscula;
  • Al menos un dígito;
  • Al menos un carácter especial; y
  • Al menos 12 caracteres en total.

Si se combinan letras mayúsculas y minúsculas, ya se obtienen alrededor de dos mil millones de combinaciones potenciales para una contraseña de seis letras, pero añadir los dígitos y los caracteres especiales es un paso más de seguridad.

Cómo recordar una contraseña ultra segura

Anotar la contraseña no es una buena idea. Pero, ¿qué debes hacer si parece que no vas a porder recordar tu contraseña? Seguir los siguientes pasos te ayudará a que tus contraseñas seguras sean más fáciles de recordar, ya sea tu contraseña de Remitly o el inicio de sesión de cualquier sitio.

  • Guarda las pistas: En lugar de anotar tus contraseñas, sigue el consejo de McAfee y guarda una lista de pistas. Estas pistas deben ser únicas y algo que solo tú puedas entender. 
  • Utiliza una fórmula: Si no puedes recordar una contraseña al azar, inventa una fórmula que te ayude a recordarla basándote en el sitio para el que es la contraseña. Por ejemplo, tu contraseña de Remitly puede empezar o terminar con «A», ya que el azul marino es el color dominante en el sitio.
  • Sé creativo: Es mejor evitar deletrear palabras comunes o incluir fechas de nacimiento en tu contraseña, pero puedes ser creativo e idear tu propio lenguaje «codificado» para las contraseñas. Por ejemplo, la «e» minúscula puede ser sustituida por un «3» o puedes utilizar siempre la «m» en lugar de la «n».
  • Crea un acrónimo: Incorporando las reglas anteriores, podrías crear una contraseña utilizando el acrónimo de una frase memorable. Por ejemplo, «Siempre estarás en mi corazón y en mi alma, Jenna» podría convertirse en «Seemc+emaJ». Si añades números memorables al principio, al final o al medio, añadirás más seguridad.

Una buena regla general a la hora de idear tu contraseña es comprobarla con una herramienta de seguridad. Estas herramientas pueden sugerir ajustes a tus ideas de contraseña. Por ejemplo, «Seemc+emaJ» pasa de tardar unos 52 años en ser descifrada por un ordenador a 400.000 años con sólo añadir «11» al final.

Entre otras precauciones de seguridad, la mayoría de los sitios web tienen una herramienta integrada que le muestra el grado de seguridad de su contraseña cuando la está creando. Esto te resultará muy útil para mejorar la seguridad de todas tus contraseñas. 

Y, si aún no te has puesto a ello, ahora es el momento ideal para idear una nueva contraseña para todas tus cuentas y asegurarte de que son súper seguras.

Envía dinero a tu familia en el extranjero con nuestra aplicación. Y recuerda mantener tu contraseña de Remitly segura y protegida. Si olvidas tu contraseña de Remitly, consulta esta guía para restablecerla.

Conoce más sobre lo que hace Remitly para proteger tu información personal y tus cuentas aquí.