Los 6 mayores retos de la inmigración y cómo enfrentarlos

Por Maria Barillaro, para Remitly

Aunque mudarse al extranjero para que tú y tu familia tengan un mejor futuro es una decisión noble, no siempre es fácil. Como canadiense de primera generación, conozco muy bien los retos que mi propia familia enfrentaron cuando tomaron la decisión de zarpar a una tierra que no conocían, llena de personas que hablaban un idioma que no entendían.

Aunque la idea de mudarnos lejos de nuestros familiares y amigos era muy aterradora, como solía decir mi abuela, «Calabria es hermosa, pero no nos da de comer». La conclusión era que ella y mi abuelo querían más tanto para ellos como para su familia.

Sí, la inmigración tiene muchos retos, pero tus generaciones futuras te lo agradecerán. Si te mudaste recientemente a Canadá o Estados Unidos, posiblemente tengas que enfrentarte a algunos de estos retos. A continuación, te cuento lo que he aprendido de ellos. Espero que estos consejos también te sean útiles.

Aprender un nuevo idioma

Cuando mis abuelos se fueron de Italia y vinieron a trabajar en la ciudad de Nueva York y en Montreal, sobresalían demasiado. Apenas entendían inglés y, para ser justos, ni siquiera podían leer su idioma nativo, el italiano. Mis cuatro abuelos eran analfabetas. Las personas solían criticarlos por su incapacidad para comunicarse. Por supuesto, los lugareños solo sabían hablar inglés. Sin embargo, mis abuelos perseveraron.

Todos mis abuelos aprendieron a comunicarse en inglés, con la ayuda de un sistema de apoyo. Encontraron a otros inmigrantes italianos, y todas las familias se ayudaron mutuamente. Descubrieron dónde aprender inglés, cómo decir ciertas frases clave y dónde aún podían hablar italiano. Para su sorpresa, se volvieron bilingües y terminaron criando hijos y nietos bilingües (y trilingües).

Consejo: Hay muchos cursos de inglés de bajo costo o gratuitos. También hay varias clases de inglés como segundo idioma (o ESL, por sus siglas en inglés) que puedes tomar en línea antes y después de tu mudanza. Pídeles recomendaciones a otras personas en tu comunidad. Aplicaciones baratas para el aprendizaje de idiomas también son excelentes opciones.

Ayudar a tus hijos con la escuela

¿Eres un padre o madre que emigró con sus hijos? En caso afirmativo, puede que ayudar a tus hijos con sus tareas en tu nuevo país sea un gran reto para ti.

Debes quedarte tranquilo, dado que los niños se adaptan rápidamente. Sus cerebros “esponjas” absorben los idiomas fácilmente, por lo que eventualmente podrán hacer sus tareas solos. No te preocupes, tus hijos tendrán éxito, aunque el inglés no sea su primer idioma. La verdad es que las habilidades multilingües son muy solicitadas, y los estudios demuestran que ser multilingüe es bueno para el cerebro.

Consejo: Si tienes algún apuro, puedes recurrir a herramientas como el Traductor de Google para obtener ayuda para descifrar la tarea de tu hijo. También puedes buscar programas de tutoría en la escuela de tu hijo o en tu vecindario. Te repito que un sistema de apoyo formado por compañeros inmigrantes también puede ayudarte.

Adaptación a las diferencias climáticas

Sé que mis abuelos vinieron a este país para darnos una mejor vida, pero a veces me pregunto por qué no optaron por un lugar más cálido. Nuestra familia se mudó de la soleada costa sur de Italia a Canadá, conocida por sus temperaturas heladas y sus inviernos muy largos. Por si fuera poco, ¡navegaron hacia Halifax en el mes de enero!

Como ya tenían algunos amigos allí, les pidieron que los fueran a buscar al puerto con ropa de invierno para ellos. Sus sandalias y pantalones cortos simplemente no les servirían. Mi padre me dijo que, cuando sintió la ráfaga de aire frío por primera vez a los 11 años, lloró y deseó tener la forma de teletransportarse a casa.

Consejo: Puede tomar algún tiempo acostumbrarse a las diferencias climáticas. La mejor forma de afrontar estos cambios es leer sobre el clima del país al que te mudas antes de llegar. Averigua qué artículos puedes necesitar y pídeles a las otras personas que quizás conozcas allí que te recomienden los elementos esenciales.

Comunicarte con tus seres queridos

Lo más difícil de mudarte del único hogar que conoces, incluso si sabes que es lo correcto, es extrañar a familiares y amigos. Cuando mi padre abordó el barco a Canadá en 1960, su abuela lloró. Mi padre le preguntó por qué lloraba, y también le dijo que volvería pronto. Su respuesta fue triste, pero cierta: «Hijo mío, volverás algún día, pero yo ya no estaré aquí».

Aunque han pasado más de 60 años, recuerda ese momento como si fuera ayer. Lo peor del caso es que su único medio de comunicación eran cartas. En ese momento, enviar cartas tomaba meses. No había teléfonos en el pueblo de mi padre. Se enteró que su abuela falleció por carta, varias semanas después de su muerte y entierro.

Afortunadamente, comunicarse es más fácil hoy en día.

Consejo: Para minimizar la tristeza de estar lejos de tus seres queridos, cómprales los dispositivos necesarios antes de irte. Enséñales a tus familiares mayores cómo usar un teléfono celular o tableta, instala todas las aplicaciones de comunicación que puedas para facilitar la comunicación y enséñales cómo hacer videollamadas. Aunque nada iguala el contacto físico, comunicarte regularmente con tus seres queridos puede ayudarte a sentirte mucho más cerca de ellos.

Encontrar empleo

Aunque encontrar un buen trabajo es difícil desde el extranjero, tener trabajo suele ayudarte a asegurar tu acceso a un nuevo país. Si tienes un título profesional en tu país, indaga sobre los exámenes de equivalencia que necesitas pasar para estar calificado para trabajar en el país al que deseas emigrar.

También puedes encontrar trabajo a través de programas universitarios o grandes empresas que reubican empleados en todo el mundo.

Consejo: Si tienes amigos en el país al que vas a emigrar, pregúntales si saben dónde puedes encontrar trabajo. Incluso si las primeras ofertas no son las que esperabas, pueden ayudarte a desarrollarte profesionalmente, un día a la vez.

Cuidar a tus seres queridos en casa

Cuando te mudas de tu país natal, una parte de ti se queda allí. Si dejaste parientes cercanos como hermanos, hijos o padres ancianos atrás, probablemente te preocuparás por su bienestar en tu ausencia. Es más, es posible que sientas el deseo y la obligación de mantenerlos.

Cuando mi familia se mudó a Canadá, enviar dinero a casa no era fácil. De hecho, mi abuelo estuvo en Canadá el año anterior y trabajó allí solo antes de llevar sus ganancias a casa físicamente.

Consejo: Por suerte, las cosas cambiaron. Puedes enviarles dinero a tus seres queridos en casa de forma segura y fácil con una aplicación de transferencia de dinero como Remitly. Esto es un gran alivio para los millones de inmigrantes en todo el mundo.

Aunque el viaje de la inmigración puede estar lleno de dificultades, con el sistema de apoyo adecuado a tu alrededor, también puede ser una hermosa historia.

Acerca de Remitly

Remitly está orgulloso de ayudar a brindarles tranquilidad a millones de personas que hacen transferencias internacionales de dinero. Nuestro servicio es rápido, y está protegido por varias capas de seguridad. Y como estamos comprometidos a garantizar que una mayor parte de tu dinero llegue a casa, cobramos tarifas bajas y ofrecemos tipos de cambio competitivos.

Obtén más información leyendo nuestro sitio web o prueba Remitly por ti mismo, descargando nuestra aplicación hoy mismo.