Si has hecho transferencias bancarias en el pasado, es posible que hayan tomado unos días hábiles o hasta más tiempo. Pero ahora la tecnología permite transferencias rápidas. ¿Quieres saber cómo funcionan?

En este artículo, te explicaremos todo lo que necesitas saber de transferencias bancarias rápidas, ya sea que necesites enviar dinero internacional o nacionalmente. Recuerda que tienes muchas opciones para enviar dinero. Esta guía se centra principalmente en las transferencias de una cuenta bancaria a otra.

Pasos para hacer una transferencia bancaria rápida

Aunque estos pasos pueden variar según la institución financiera, el proceso de hacer una transferencia suele seguir este orden. Para información más específica, asegúrate de leer las instrucciones del banco o cooperativa de ahorro y crédito de tu elección.

1. Verifica tus detalles. 

Para transferencias bancarias nacionales, es posible que puedas hacer pagos instantáneos usando tu aplicación de banca en línea o visitando una sucursal cerca de ti. Si aún no tienes una cuenta bancaria, deberás seguir el proceso para abrir una.

Para hacer transacciones internacionales, probablemente debas verificar tu identidad con un documento nacional de identidad, por ejemplo. 

2. Comienza la transferencia. 

Introduce el monto de la transferencia y elige el método de envío. En muchos casos, puedes transferir directamente a la cuenta bancaria del destinatario.

Cuando eso no sea posible, puedes tener la opción de transferir fondos a un tercero, como un agente, una casa de empeño o un supermercado. En ese caso, el destinatario va al lugar a retirar el dinero en efectivo. Esto se conoce como «pago en ventanilla» en los servicios de envío de dinero.

3. Introduce los detalles del destinatario.

Necesitas los detalles bancarios completos del destinatario para hacer una transferencia de fondos directamente a su cuenta bancaria. Esto puede incluir el número de enrutamiento, código IBAN o código SWIFT, dependiendo del país. Es probable que necesites el número de teléfono y dirección de tu destinatario. 

4. Introduce el método de pago.

El siguiente paso es introducir tu método de pago. Este suele ser tu cuenta bancaria, pero también podría ser una tarjeta de crédito o débito Visa o MasterCard.

5. Transfiere el dinero y rastrea su estado. 

Dependiendo del servicio de transferencia o del banco, es posible que recibas información de rastreo para saber el estado de la transferencia.

Es posible que recibas un número de transacción, un número de confirmación, un PIN o un mensaje SMS para rastrear el estado de la transacción.

¿Cuánto cuestan las transferencias bancarias instantáneas o rápidas?

Las transferencias bancarias suelen conllevar tarifas. Comparar opciones para realizar transferencias bancarias también significa comparar todos los tipos de tarifas de transferencia. 

Algunos bancos cobrarán todas o algunas de las siguientes tarifas: 

  • Tarifa de transferencia entrante;
  • Tarifa de transferencia saliente;
  • Otras tarifas de transacción;
  • Comisiones; y
  • Sobreprecio al tipo de cambio.

Asegúrate de preguntar sobre las tarifas mínimas y montos máximos, ya que los bancos pueden tener ambos. Las tarifas pueden cambiar para montos altos.

Para concluir, los bancos pueden cobrar de forma distinta para transferencias ACH, transferencias bancarias o envíos usando una tarjeta de débito o una tarjeta de crédito.  

Acerca de Remitly

¿Necesitas enviar dinero al extranjero? Entonces debes usar una aplicación de envío de dinero como Remitly.

Remitly hace que las transferencias internacionales de dinero sean más rápidas, más fáciles, más transparentes y más económicas. 

Nuestra aplicación móvil, fiable y fácil de usar, cuenta con la confianza de más de tres millones de personas en todo el mundo. Visita nuestra página principal o descarga nuestra aplicación para más información. Estamos aquí para responder tus preguntas y ayudarte con tus transferencias bancarias.

Lecturas complementarias

This publication is provided for general information purposes only and is not intended to cover all aspects of the topics discussed herein. This publication is not a substitute for seeking advice from an applicable specialist or professional. The content in this publication does not constitute legal, tax, or other professional advice from Remitly or any of its affiliates and should not be relied upon as such. While we strive to keep our posts up to date and accurate, we cannot represent, warrant or otherwise guarantee that the content is accurate, complete or up to date. The information in our blogs should be considered accurate only as of the date of the blog. We disclaim any obligation to supplement or update the information in these blog articles.