Brasil es el país más grande de Sudamérica. Tiene una población diversa y una cultura vibrante, y sigue siendo un destino turístico popular para viajeros de todos los rincones del mundo.

Ya sea que estés planeando visitar Brasil por razones personales o de vacaciones, necesitarás el real brasileño, o «reales» en plural. Sigue leyendo este artículo para enterarte de todo lo que necesitas saber sobre esta moneda única, desde cómo obtener la mejor oferta hasta información poco conocida.  

Datos esenciales del real brasileño

Como la mayoría de las monedas modernas, el real brasileño está disponible en monedas y billetes. También tiene su propio código de divisa, el cual generalmente se usa durante su intercambio.

  • Código de divisa: BRL
  • Abreviatura: R$
  • Monedas: 5, 10, 25, 50 centavos y R$1
  • Billetes: R$2, R$5, R$10, R$20, R$50, R$100, R$200

La historia breve del real brasileño

El real brasileño se importó del real portugués en el siglo XVII. Fue reemplazado por el cruzeiro en 1942. El cruzeiro, el cual lleva el nombre de la constelación de la Cruz del Sur, evolucionó varias veces antes de ser reemplazado por el real cruzeiro en 1993. 

La inflación conllevó a estas rápidas variaciones cambiarias. 

En 1994, el presidente Itamar Franco presentó el Plano Real, el Real Plan en inglés, para estabilizar la economía y la moneda brasileña. Funcionó en gran medida, especialmente para frenar la galopante inflación. 

Dicho esto, COVID-19 ha afectado la economía regional, como el Banco Mundial explicó aquí. Se espera que la economía del país se recupere mientras más personas se vacunan y la pandemia mengue.

Explicación del tipo de cambio en Brasil

En este momento, 1 USD equivalía 5,32 reales. Para dar otro ejemplo, hoy necesitarías 3.73 pesos mexicanos (MXN) para comprar 1 real brasileño (BRL). 

Estas diferencias de valor se basan en varios factores. El tipo de cambio está determinado por la estabilidad gubernamental, regulaciones, economía, inflación y demanda de divisas, entre otros factores.

7 datos que probablemente no sabías del real brasileño

La historia del dinero brasileño es fascinante. Lee estos siete datos para aprender más de esta moneda.

1. Una forma de R$1 vale más que otra forma de R$1.

Aunque todavía hay monedas de R$1 en circulación, ya no se imprime el billete de R$1. Por esta razón, es una pieza de colección. De hecho, si encuentras un billete de R$1 en buen estado, podría valer hasta más que el número impreso en el mismo.

2. En el siglo XX, la moneda brasileña cambió ocho veces.

Desde 1942, Brasil ha cambiado de moneda ocho veces, principalmente debido a la inflación. Las monedas que se han usado en Brasil durante las últimas décadas son las siguientes (en orden):

  1. El viejo real (hasta 1942)
  2. Primer cruzeiro o cruzeiro «antigo» (1942-1967)
  3. Segundo cruzeiro o cruzeiro novo (1967-1970)
  4. Cruzeiro (1970-1986)
  5. Cruzado (1986-1989)
  6. Cruzado novo (1989-1990)
  7. Cruzeiro (1990-1993)
  8. El nuevo real (1994-presente)

3. Ten cuidado con los puntos decimales al escribir cantidades en reales.

Para muchas divisas, incluyendo USD y CAD, normalmente usarías una coma para separar los miles y un punto (punto) para indicar el decimal. Por ejemplo, dos mil dólares con cincuenta centavos sería $2,000.50. Pero esto se invierte en portugués brasileño.

En los reales, una coma indica el decimal y un punto muestra la diferencia entre los otros lugares numéricos. Por ejemplo, la misma cantidad de arriba se escribiría R$2.000,50. 

4. El primer real vino de Portugal. 

El real brasileño tiene sus raíces en el Portugal del siglo XV. Las primeras monedas se acuñaron de plata y luego de cobre. 

Dado que Brasil fue una colonia portuguesa desde el siglo XVI, el real se introdujo como moneda oficial en la región desde el principio. Brasil logró independizarse de Portugal en 1822.  

5. Sin embargo, los portugueses no fueron los que imprimieron el primer real brasileño.

Aunque Portugal importó el real como moneda, los holandeses fueron los que imprimieron los primeros verdaderos reales que llevaban el nombre «real». 

Las fronteras históricas de Brasil eran distintas a las actuales. En el siglo XVII, los holandeses controlaban la parte noreste de lo que ahora es Brasil.

6. El real brasileño es popular en el intercambio de divisas.

Aunque el real brasileño ha tenido que luchar con la inflación, en 2020, la economía brasileña se clasificó como la duodécima más grande del mundo por PIB. 

Como resultado, actualmente el BRL está entre las 20 monedas más comercializadas del mundo. También es la más comercializada de todas las monedas latinoamericanas. 

7. La última serie de reales comenzaron a imprimirse en 2010.

El Banco Central de Brasil anunció billetes nuevos en 2010. El nuevo diseño de billetes agregó mejoras de seguridad. Además, todos los billetes tienen diferentes tamaños. Esto se hizo para ayudar a las personas con discapacidad visual a reconocer billetes individuales con más facilidad. 

Convertir, comercializar o transferir reales brasileños

La buena noticia es que tienes muchas opciones para conseguir reales brasileños. Además de comprar reales en tu banco o cambiarlos en el aeropuerto, también puedes usar cajeros automáticos en Brasil. Solo asegúrate de seguir algunas medidas básicas de seguridad al usar cajeros automáticos.

Además, en todo Brasil se aceptan tarjetas de crédito, siendo Visa y MasterCard las más comunes.

No obstante, deberás tener cambio para pagar taxis, propinas de estacionamiento, tours, compras en supermercados y emergencias. Tener algo de efectivo puede ser aún más útil fuera de las principales ciudades.

Enviar dinero a Brasil

Tienes muchas opciones para enviar dinero a Brasil fuera del país, dado que las aplicaciones de transferencia de dinero se han vuelto más populares.

Remitly hace que las transferencias internacionales de dinero sean más rápidas, más fáciles, más transparentes y más económicas. Nuestra aplicación móvil, fiable y fácil de usar, cuenta con la confianza de más de tres millones de personas en todo el mundo. 

Visita nuestra página principal o descarga nuestra aplicación para más información.

Esta publicación se proporciona únicamente con fines de información general y no pretende abarcar todos los aspectos de todos los temas tratados en ella. Esta publicación no sustituye a la búsqueda de asesoramiento de un especialista o profesional aplicable. El contenido de esta publicación no constituye un asesoramiento legal, fiscal o de otro tipo por parte de Remitly o de cualquiera de sus filiales y no debe ser considerado como tal. Aunque nos esforzamos por mantener nuestras publicaciones actualizadas y precisas, no podemos afirmar, garantizar o asegurar que el contenido sea preciso, completo o actualizado.