fbpx

Cómo obtener seguro médico en España: Todo lo que necesitas saber

Cualquiera que se vaya a vivir a España por un período prolongado tendrá mucho que aprender, desde cómo alquilar una propiedad en el país hasta cómo funciona el sistema fiscal local. Pero ¿qué hay de la atención médica en España? Para que todo sea más fácil de entender, creamos esta guía rápida para cubrir los puntos clave, desde quiénes pueden acceder a atención médica gratuita hasta qué cubre el sistema de salud pública con exactitud.

guia como obtener seguro medico en españa

Cómo funciona el sistema de salud en España

El Sistema Nacional de Salud de España proporciona una amplia infraestructura de atención médica cuyo financiamiento proviene de los pagos de seguridad social. La cantidad que tienes que pagar en seguridad social dependerá de la naturaleza de tu trabajo, salario y si eres empleado o trabajador autónomo. Por lo general los empleados pagan significativamente menos que los autónomos, debido a que sus empleadores cubren parcialmente sus obligaciones de seguridad social, mientras que los residentes que son trabajadores autónomos tienen que pagar la cantidad total por su cuenta. Independientemente de la cantidad que debas pagar, esto te dará derecho de acceso a médicos y tratamiento hospitalario sin pago adicional.

La atención médica privada también está disponible en España. De hecho, se estima que cerca del 20% de la población española tiene seguro médico privado, el cual puede proporcionar grandes beneficios como menores tiempos de espera para tratamientos y acceso a servicios no cubiertos por el Sistema Nacional de Salud.

¿Qué cubre el sistema de salud pública español?

Todo inmigrante en España que realice pagos de seguridad social, o que reciba prestaciones estatales como prestaciones por desempleo, tendrá derecho a libre acceso al Sistema Nacional de Salud. Lo mismo es válido para parejas y niños menores de 26 que residan en el país. El sistema de salud pública cubre una variedad de servicios que incluyen:

  • Consultas con médico general
  • Consultas con especialistas
  • Atención hospitalaria
  • Atención de emergencia
  • Terapia física
  • Servicios de salud mental

Cuando se trata de medicinas recetadas, España opera un sistema de copago. Esto significa que tendrás que pagar hasta el 60% del precio de las medicinas, dependiendo de los ingresos del hogar.

Cómo registrarse en el sistema de salud pública en España

Para nadie será una sorpresa que registrarse en el sistema de salud pública de España vendrá con su pequeña dosis de papeleo. Un paso importante para todo nuevo inmigrante en el país es registrarse en el padrón, que es el registro municipal que proporciona confirmación oficial de tu domicilio. Puedes registrarte en tu ayuntamiento local y normalmente tendrás que mostrar tu pasaporte, contrato de alquiler, facturas de servicios recientes y Número de Identidad de Extranjero, (NIE, por su abreviación).

También necesitarás solicitar tu número de seguridad social y un certificado que declare que tienes derecho a acceder al sistema de salud pública. Tu empleador podría hacerse cargo de los trámites, si es que tienes uno. De lo contrario, vas a tener que ir a la oficina local de la Tesorería de la Seguridad Social. Puedes buscar la información de contacto de la oficina cuya ubicación sea la más conveniente usando este directorio en línea oficial.

Se te pedirá que presentes un formulario TA.1 completado y que muestres tu pasaporte, visa y documentación de residencia, NIE y certificado del padrón. También podrías tener que mostrar tu contrato de empleo y/o contrato de alquiler, por lo que es buena idea que los lleves contigo por si acaso.

Cuando tengas tu número de seguridad social y confirmación oficial de tu elegibilidad para atención médica, tendrás todo listo para obtener tu tarjeta de salud. También conocida como Tarjeta Sanitaria, necesitarás mostrarla siempre que requieras servicios y tratamientos médicos en el país. Puedes obtener la tarjeta en tu centro de salud local. El sitio web del gobierno oficial de tu región autónoma te permitirá buscar qué centro de salud corresponde a tu domicilio. Por ejemplo, alguien que resida en Cataluña puede identificar el centro de salud correcto aquí.

Como obtener seguro médico en españa

¿Necesitas atención médica privada en España?

El Sistema Nacional de Salud en España cubre muchas cosas y proporciona atención de primera clase a través de su red de consultorios médicos y hospitales. Ahora bien, como se mencionó previamente, una considerable parte de la gente en España elige adquirir un seguro de atención médica privada, el cual permite acceso más rápido a especialistas y recibir tratamiento en centros de salud y hospitales privados. Además de eso, también puedes esperar listas de espera más cortas para cirugía y otros tratamientos.

El encanto de la atención médica privada no son únicamente estos aspectos. También vale la pena señalar que, salvo los tratamientos de emergencia, el sistema de salud pública de España no cubre la atención dental. Esto quiere decir que los pacientes tienen que pagar de sus propios bolsillos por revisiones rutinarias, al igual que por tratamientos como empastes, conductos radiculares y extracciones. Obtener un plan de atención médica privada que incluya atención dental puede ser una alternativa más rentable que pagarle al dentista directamente siempre que surja algún problema.

Claro, los precios por las pólizas de atención médica privada pueden variar mucho dependiendo de tu edad, circunstancias personales y qué tan amplia sea la cobertura. El costo mensual puede ir desde 35€ hasta 300€ e incluso más, y es buena idea usar un portal de comparación de precios como Acierto o Rastreator, para comparar diferentes paquetes y proveedores. Sin embargo, no olvides que un precio bajo solo debería ser una de tus consideraciones.

Es igual de importante elegir una póliza que cumpla con tus requisitos específicos. Por ejemplo, si eres joven y no tienes condiciones médica preexistentes, podrías optar por un paquete económico que cubra atención dental y consultas y tratamientos ambulatorios. Si es posible que estas necesidades se incrementen en los meses y años por venir, puede que desees pagar más por una póliza que cubra tratamiento hospitalario, incluyendo operaciones mayores.

También querrás decidir si te gustaría una póliza de reembolso o de copago.

Reembolso

Con una póliza de reembolso, normalmente tendrás acceso completo a tratamientos proporcionados por los centros de salud y hospitales dentro de la red propia de la aseguradora y también podrás pagar tratamiento recibido por parte de profesionales de atención médica fuera de la red y recibir un porcentaje de estos costos como reembolso. Por ejemplo, una póliza podría reembolsarte el 90% de las tarifas médicas cuando salgas de la red de la aseguradora, hasta 500.000€ por año. Esta flexibilidad es un beneficio clave de las pólizas de reembolso, y si tu trabajo requiere que viajes por el país, o incluso al extranjero, esta clase de seguro podría ser para ti.

Copago

Las pólizas de copago requieren que pagues ciertas tarifas, adicionales a tu prima mensual, por cada servicio o tratamiento que recibas. Podrías tener que pagar, digamos, unos 24€ por una visita a domicilio del médico u 8€ por una sesión de fisioterapia. Es probable que te veas limitado a la red propia de la aseguradora de centros de salud y hospitales, pero el principal beneficio en este caso es que las primas tienden a ser más bajas que algunas de las pólizas de reembolso más flexibles e integrales.

Más información