¿Viajas a México o envías dinero a casa? Entonces tendrás que convertir tus dólares, dólares canadienses u otra moneda en pesos mexicanos.

Aunque el peso mexicano es la moneda nacional de México, puede que no sepas que solía ser ampliamente aceptada como moneda legal en los Estados Unidos., Canadá, e incluso algunas naciones asiáticas.

El peso mexicano no sólo es billetes y monedas. También sirve como vínculo con la historia del continente americano.

Continúa leyendo para aprender más sobre el peso mexicano, desde datos divertidos hasta consideraciones prácticas.

Lo esencial del peso mexicano

El peso mexicano es la moneda oficial de México y es la tercera moneda más popular en América, después del dólar estadounidense y el dólar canadiense. Sus raíces se remontan a España y fue la primera moneda en introducir medidas de diseño para prevenir la falsificación.

Además, tiene varios apodos locales, entre ellos: lucas, lana, marimba, dinero, morlacos, papiros y varos. El peso mexicano es acuñado por el banco central nacional, el Banco de México.

  • Código de moneda: MXN
  • Abreviatura: $ o Mex$, ¢ para centavos
  • Monedas: 5¢, 10¢, 20¢, 50¢. $1, $2, $5, $10, $20, $50, $100
  • Billetes: $20, $50, $100, $200, $500, $1,000

Una breve historia del peso mexicano

Importado de Europa durante la colonización, el peso se originó a partir de una moneda anterior, el dólar español. El dólar español era también conocido como «pieza de ocho». Ocho pesos equivalían a un real.

A mediados del siglo XIX, el dólar español dejó de utilizarse en México. La primera acuñación del peso de la moneda fue en 1866, que se componía de cien centavos. Sin embargo, se siguieron emitiendo reales hasta finales del siglo XIX.

Gradualmente, el contenido de oro y plata de las monedas fue reemplazado por metales menos costosos. Las últimas monedas de plata en pesos se emitieron en 1977.

La última parte del siglo XX fue difícil para el peso. La crisis del petróleo de los años setenta devastó la economía mexicana. No sólo el país dejó de pagar su deuda nacional, sino que la riqueza abandonó el país y el peso sufrió la inflación.

Para combatir una mayor devaluación, el gobierno introdujo el nuevo peso en 1993. Un solo peso nuevo equivalía a 1.000 pesos viejos.

Una vez que los viejos billetes y monedas estuvieron fuera de circulación en 1996, la moneda abandonó el término «nuevo».

El Banco de México sigue alterando el peso hoy en día. El cambio más reciente fue en las cifras del billete de 200 pesos en septiembre de 2019, que ahora tiene a José María Morelos y Pavón junto a Miguel Hidalgo.

El tipo de cambio de moneda en México

Si te fijas en los en los cuadros comparativos históricos del tipo de cambio del USD al MXN, podrás ver que desde 2016, el tipo de cambio ha rondado los $20 MXN por cada $1 USD. Sin embargo, en el pasado fue mucho más bajo.

El peso mexicano está considerado como una de las monedas más estables de América. Sin embargo, México es considerado un mercado emergente y su economía ha recibido una paliza en los últimos años. Debido al impacto del COVID-19, la moneda cayó otros cinco puntos en 2020.

Además, el valor del peso mexicano se ve afectado por la caída de los precios del crudo y el aumento de los tipos de interés.

Seis datos fascinantes sobre el peso mexicano

Mientras que se podría pensar que la moneda es bastante sencilla o incluso aburrida, cada moneda o billete tiene una historia. Esto es especialmente cierto para una moneda con tanta historia como la de México.

Aquí están algunos de nuestros datos favoritos sobre el dinero mexicano:

¿Crees que $ significa USD? No necesariamente.

Es fácil ver el signo de dólar ($) y pensar en el dólar estadounidense. ¡Pero fue el peso mexicano el primero en usar el símbolo $ para sus monedas!

El signo $ se origina en la abreviatura «ps«, que se usaba para denotar los pesos españoles en las Américas.

Los primeros billetes de peso no se imprimieron en México.
Mientras que el Banco de México imprime el peso de hoy en día, no siempre fue así. En su primera época, la American Bank Note Company de Nueva York (ABNC) imprimió el peso mexicano de 1925 a 1934.

Sin embargo, sólo porque se imprimieron en la ABNC no significa que la opinión de los mexicanos no se tomara en cuenta. El Banco de México le dijo a la ABNC lo que querían en cada billete, y envió imágenes de su archivo cuando fue posible.

La palabra peso está relacionado con la medidas de peso.

La palabra peso proviene del latín pensum, «algo pesado», del verbo pendere, «pesar».

Cuando se considera que el peso solía estar hecho de metales preciosos como el oro y la plata, tiene sentido que la moneda se valorara según su peso.

Es muy difícil falsificar pesos.

Los billetes de peso están diseñados e impresos para evitar la falsificación. Por ejemplo, cada billete tiene una marca de agua oculta, hilos holográficos y contiene micro impresiones.

Además, excepto los billetes de veinte y cincuenta pesos, todos los billetes están impresos en papel especial para billetes de banco. Este tiene el mismo tacto o textura que el USD o el CAD.

Algunos lugares aceptan tanto USD como MXN.

¿Todavía te quedan algunos pesos mexicanos cuando vuelves a los EE.UU.? Si te detienes en algún pueblo de la frontera, puedes usar tu MXN.

Por el contrario, en las ciudades mexicanas y en los grandes centros turísticos, a menudo puedes usar tus dólares.

El peso fue uno de los primeros modelos de moneda.

El peso mexicano no sólo se emitió antes que el dólar americano, sino que también inspiró su diseño. Debido a su diseño anti-falsificación el peso fue muy popular durante el siglo XIX.

No es de extrañar, entonces, que muchas monedas globales tomaran sus señales de diseño del peso. Estos incluyen el dólar de Hong Kong, el yen japonés y el yuan chino.

Conseguir la mejor oferta para los pesos mexicanos

Entonces, ¿cómo se puede obtener el mejor tipo de cambio al convertir a pesos?

Como turista, tienes muchas opciones. Puedes usar los quioscos de los aeropuertos, los cajeros automáticos, las casas de cambio o simplemente tu tarjeta de crédito. También puedes pedir MXN en tu banco antes de salir de casa.

De estas opciones, es probable que obtengas las mejores tarifas de un cajero automático o de una tarjeta de crédito. Sin embargo, tendrás que avisar al emisor de tu tarjeta que estarás fuera del país. De lo contrario, tu banco puede pensar que has sido víctima de un robo de identidad y bloqueen tu tarjeta.

Y vas a querer al menos algo de dinero en efectivo. Es probable que las tiendas medianas y pequeñas no acepten una tarjeta de crédito. No olvides romper los billetes grandes siempre que puedas. Todo lo que supere los 200 pesos se considera grande, y muchos vendedores no estarán dispuestos o no podrán dar cambio de un billete tan grande.

Enviar dinero a México


Si vives en el extranjero, enviar dinero a México puede ser costoso debido a los aumentos de los tipos de cambio y a las tarifas ocultas.

En Remitly, hacemos las cosas un poco diferentes. Cuando uses nuestra aplicación para enviar a México desde los Estados Unidos, encontrarás una tarifa plana para cualquier transferencia de 500 dólares o menos si pagas con tu tarjeta de débito. Cualquier cantidad menor está libre de cargos.

Y con nuestra cobertura en todo México, de costa a costa, tus destinatarios pueden recoger el dinero en efectivo en lugares conocidos. Estos incluyen OXXO, Elektra, Bancoppel, y más. También pueden enviar directamente a una cuenta bancaria o tarjeta de débito mexicana.

Visita la página principal o descarga nuestra aplicación para obtener más información.

This publication is provided for general information purposes only and is not intended to cover all aspects of the topics discussed herein. This publication is not a substitute for seeking advice from an applicable specialist or professional. The content in this publication does not constitute legal, tax, or other professional advice from Remitly or any of its affiliates and should not be relied upon as such. While we strive to keep our posts up to date and accurate, we cannot represent, warrant or otherwise guarantee that the content is accurate, complete or up to date.